ABCDEFGraffiti. Letras, la verdadera esencia del graffiti en el Museo del Chopo

A lo largo de la historia, el contexto histórico de las sociedades ha llevado a sus individuos y colectivos a expresar sus ideas y descontentos a través de lo que hoy llamamos graffiti. Dejando a un lado las pinturas rupestres, en la Antigua Roma, se tenía la costumbre esporádica de realizar pintas ilegales con consignas políticas, insultos, declaraciones de amor, y una que otra caricatura. Por otro lado, los piratas y marineros solían pintar sus iniciales y seudónimos en las rocas y paredes de los lugares a los que llegaban durante sus viajes. Mientras que, durante la Segunda Guerra Mundial, las tropas estadounidenses encontraron, a lo largo de todo el continente Europeo una pinta, con un monigote narigón asomándose por un muro, junto a una inscripcion que decía “Kilroy Was Here” (Kilroy estuvo aquí).

Tiempo después, hacia 1960, Cornbread empezó a pintar bombas y tags en diferentes muros de Filadelfia, en un principio para llamar la atención de una chica, y después como un estilo de vida. Rápidamente, las pintas de Cornbread, y de su socio The Gasek, llamaron la atención de los medios, logrando popularizar la cultura del graffiti a lo largo de todo el país. En un principio, los graffitis no eran mas que frases y palabras en las que se experimentaba con las formas y colores de las letras; y, poco a poco, el graffiti fue diversificándose y evolucionando hasta ser lo que es hoy en día.

Sin embargo, a pesar de que, en la actualidad, existen un sinfín de artista que crean un estilo propio con imágenes muy definidas, aun existen artistas que buscan experimentar únicamente con las letras, logrando piezas únicas. Y como ejemplo de ello, el Museo del Chopo presenta la exposiciónABCDEFGraffiti. Letras, la verdadera esencia del graffiti“, una colección de letras y tipografías creadas por diferentes artistas del graffiti nacionales e internacionales. Para la muestra, cada uno de los artistas creó una letra basándose en su técnica y estilo; demostrando que, no importa la temática, siempre se puede experimentar y jugar con las formas y colores. Además, se pueden apreciar algunos abecedarios completos, hechos por los mismos artistas. Y, por si fuera poco los artistas mexicanos MONTIK, OEX, NATSU, KRITIK, HOIUS, HERS, EKLA, JUEB, CÁNCER, ZRERO Y SKAY, KLASE, SWER, ASHES, SPEK, GENIOS Y GUARY, así como el brasileño DOES, realizaron pintas en una barda que se encuentra en la calle Héroes Ferrocarrileros, justo frente al Museo del Chopo.

Recorrer el abecedario de “ABCDEFGraffiti. Letras, la verdadera esencia del graffiti” es una oportunidad de sumergirse en el mundo y la historia del graffiti a través de una de sus corrientes más importantes: la tipografía. Es una exposición llena de colores y formas, que atrapan la atención de todos los visitantes, al mismo tiempo que demuestran, que, a diferencia de lo que mucha gente cree, el graffiti no es necesariamente vandalismo; sino que es una forma de arte y expresión.

Datos Generales
Lugar: Museo Universitario del Chopo (Dr. Enrique González Martínez #10, Col. Santa María la Ribera, Ciudad de México, Distrito Federal)
Horario: Martes a Domingo de 10:00 a 19:00 hrs.
Costo: $30 general y $15 estudiantes con credencial vigente e INAPAM (Martes entrada libre)
Página web: www.chopo.unam.mx
Facebook: www.facebook.com/museouniversitario.delchopo
Twitter: @museodelchopo

Horror en el Trópico: Terror, Arte y Cine en el Museo del Chopo

En el año de 1903, en el número diez de la calle Chopo, se irguió un impresionante edificio con dos torres de hierro, semejantes a campanarios, ventanales violeta y un impresionante pórtico, que se asemejaba a una catedral. Gracias al parecido que este edificio tenía con el “Crystal Palace” los vecinos de Santa María la Ribera empezaron a llamarlo Palacio de Cristal. Durante algún tiempo, esta imponente catedral permaneció en el olvido, hasta que, en 1913, la Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes lo rentaron para montar el Museo de Historia Natural. En el recién inaugurado museo se podían encontrar todo tipo de especímenes y colecciones que revisaban la antropología, etnología y ciencias naturales. Fue tal la popularidad del museo, que para 1922 un aproximado de 1200 personas acudía diariamente a él, para conocer todo acerca de la biodiversidad de México; y, fue entonces, cuando la gente empezó a llamarlo, cariñosamente, Museo del Chopo.

Pero el tiempo fue cruel con esta espectacular catedral de influencia jugendstil, y poco a poco, empezó a deteriorarse. Por lo que en 1964 se mandaron las colecciones del museo a otros museos de la UNAM y quedó en el abandono. Y, durante esos años de abandono, Juan López Moctezuma, actor y director mexicano reconocido por dirigir Alucarda y El Alimento del Miedo, decidió filmar en el Museo del Chopo su película La Mansión de la Locura. En esta película, basada en un cuento escrito por Edgar Allan Poe, López Moctezuma retoma y actualiza la tradición clásica del gótico y lo mezcla con el mundo prehispánico, la superstición y el obscurantismo que se pueden relacionar con el Catolicismo, dando como resultado una estética única e inimitable.

Los filmes de López Moctezuma llevan a la sombra valores de la cultura que tradicionalmente son iluminados, mientras traen a la luz los que han sido reprimidos. Se trata, entonces, de una subversión y una postura crítica.
Museo del Chopo

Y retomando los cuestionamientos y la subversión de valores que rigen a la sociedad y su ímpetu por visibilizar aquello que se reprime y oculta, el Museo del Chopo presenta la exposición Horror en el Trópico, una muestra que reúne a 21 artistas contemporáneos, que retoman elementos de la tradición gótica como el mal, la locura, la muerte, lo monstruoso y lo paranormal; al mismo tiempo, Horror en el Trópico retoma el trabajo de Juan López Moctezuma para contextualizar el al espectador con el mismo recinto.

El trabajo de este director es central en Horror en el Trópico porque deja ver las transformaciones en el imaginario del horror, lo monstruoso o lo paranormal, acontecidas a partir del cine; principalmente, a partir de los años setenta, cuando ganó reputación como un género dentro de la industria. Desde entonces, los temas asociados con lo gótico no han dejado de mutar y multiplicarse a través de los productos de la industria cultural.
Museo del Chopo

La exposición explora el lado obscuro del Ser Humano, y aunque no presenta escenas  de locura o mutilaciones, realiza un interesante recorrido a través de la nuestra psique y temores, a través del arte. Por lo mismo, en la muestra se pueden encontrar todo tipo de trabajos que van desde la pintura, hasta la instalación, pasando por ilustración, escultura y fotografía.

Horror en el Trópico es una interesante y divertida manera de adentrarse en el trabajo de 21 artistas contemporáneos que están dando mucho de qué hablar; al mismo tiempo, nos permite conocer un poco más sobre la historia del Museo del Chopo y sobre un director mexicano que marcó época. Es un recorrido que nos permite disfrutar de una tarde de arte y horror.

Datos Generales
Lugar: Museo Universitario del Chopo (Dr. Enrique González Martínez #10, Col. Santa María la Ribera, Ciudad de México, Distrito Federal)
Horario: Martes a Domingo de 10:00 a 19:00 hrs.
Costo: $30 general y $15 estudiantes con credencial vigente e INAPAM (Martes entrada libre)
Página web: www.chopo.unam.mx
Facebook: www.facebook.com/museouniversitario.delchopo
Twitter: @museodelchopo

Tandoor: Las delicias de la comida indo-pakistaní en la Ciudad de México

Un Tandoor es un horno cilindrico de carbón vegetal, muy comun en la region de Punyab, al norte de India y Pakistán. Este horno de barro puede alcanzar hasta 489 grados centígrados, y los alimentos que se cocinan en él conserva todos sus jugos y el sabor, además de que no requiere ningún aditivo, permitiendo que sean platillos sanos y deliciosos. Y, a pesar de que el Tandoor es un horno tradicional y antiguo, hoy en día se siguen usando para preparar deliciosos platillos y panes como el Chicken Tandoori, Seekh Kabbab y el pan Nan, entre otros.

Y, para que podamos disfrutar de las delicias de la refino de Punyab, así co,o el resto de India y Pakistán, hace veinte años el Chef Riaz Ahmad Siddiqui, originario de Pakistán, decidió abrir un restaurante, en la zona de Polanco, donde los comensales pudieran deleitarse con lo mejor de la comida indo-pakistaní; fue el primer restaurante de este tipo de comida en la Ciudad de México. Y, tiempo después, abrió una segunda sede en la Calle de Amsterdam, en la Colonia Condesa.

El Tandoor, como fue llamado e restaurante del Chef Riaz Ahmad Siddiqui, busca introducir a todos sus comensales en una experiencia 100% indo-pakistaní, y, para ello, en cuanto entras te encuentras con una tienda llena de muebles, decoraciones, alimentos y otros productos típicos de la región. Y cada uno de sus salones y terrazas están ambientados como los restaurantes pakistaníes y de la India. Si vas a la sucursal de la Condesa, recomiendo mucho sentarse en la terraza de la planta alta, pues es simplemente encantadora, o en las mesas que dan a la calle de Amsterdam, para disfrutar mejor del ambiente de la zona.

Pero lo mejor de Tandoor es su carta, pues en ella puedes encontrar una gran variedad de platillos tradicionales de la región de Punyab, y el resto de India y Pakistán. para empezar ppuedes pedir unas Chicken Pakoora(tortitas de harina de garbanzo con pollo y especies), unas Queema Samosa (empanadas de carne molida con especies) o una sopa Muligatawny Mughai (sopa de lentejas surtida de la India con suaves especias). Y como plato fuerte puedes pedir un tradicional Tandoori Chicken (pollo rojo con Tandoori Masa,a en Tandoor con cebolla y limón), un Mutton Qorma (Carnero en salsa de curry especial, picante o suave) o unos Tandoori Shrimp (camarones en Tandoori Masaña con cebolla y limón), entre muchos otros platillos preparados con pollo, carnero, res, pescado o vegetarianos. Y, para acompañar tus platillos, nada como elegir una de las cinco preparaciones diferentes de Arroz Basmati y Biryani con las que cuentan en Tandoor. Y, para cerrar con broche de oro, nada como uno de los deliciosos postres tradicionales, o contemporáneos, con los que cuentan en este lugar.

Un detalle que hace que Tandoor sea tan especial, es que, como se acostumbra en India,notados los platillos los sirven en cacerolas, para que puedas servirte y compartir con todos tus acompañantes, por lo que nunca esta de más ir con varias personas y probar todos los platillos que puedas.

No cabe duda de que la experiencia que se vive en Tandoor es única, pues te permite viajar, aunque sea por unos momentos, al lejano Oriente con los sabores, aromas y decorados de este lugar. Es un restaurante ideal para disfrutar de una comida con amigos cercanos, la familia y la pareja.

Datos Generales
Costo Promedio por Persona: de $300 a $400 pesos
Horario: Lunes a sábado de 13:00 a 22:30 hrs. y domingos de 13:00 19:30 hrs.
Página web: tandoor.com.mx
Facebook: www.facebook.com/restaurantetandoor
Twitter: @rtandoor

Sucursal Condesa
Dirección: Amsterdam #72, Colonia Condesa, Ciudad de México, Distrito Federal
Teléfono: 55-53-95-92 y 52-11-76-09

Sucursal Polanco
Dirección: Copérnico #156, Polanco, Ciudad de México, Distrito Federal
Teléfono: 52-03-00-45 y 55-45-68-63

Café Kowloon: Tradición gastronómica china en Coyoacán

Estaba en el mero centro de Coyoacán buscando algún lugar dónde comer; no quería ir a los típicos restaurantes que se encuentran en el Jardín Centenario, pero tampoco tenía muchas ganas de comer en el Mercado de Coyoacán, más bien tenía ganas de comida china y no sabía dónde conseguirla. Abrí Foursquare y me puse a buscar recomendaciones de restaurantes cercanos a mí. Y, al poner comida china en la búsqueda, vi que estaba a sólo cien metros del Café Kowloon. En la información decía que era un lugar barato, pero en las fotografías parecía ser un lugar muy bien establecido, mucho mejor que el típico restaurante de comida china, por lo que decidí encaminarme a una de las esquinas del Jardín Centenario y entrar a lo que parecía ser un pequeño restaurante chino.

El significado del nombre Kowloon (que se pronuncia como “kau-lung”) es el de “Nueve Dragones” (en chino kau significa nueve y lung, dragón). La tradición china menciona que en algún tiempo un joven emperador que vivió allí observó ocho colinas a las cuales llamó los “Ocho Dragones” siendo él el noveno dragón.

Por afuera era una fachada poco llamativa: dos ventanas, que dejan ver algunas mesas, enmarcadas con madera pintada de azul y lila, tres lámparas de tela rojas colgando sobre la fachada y un pequeño menú esperando a un lado de la puerta. Había caminado tantas veces por Coyoacán, y nunca me había fijado en el restaurante chino que está, prácticamente, junto al Ex-Convento de San Juan Bautista. Entré y me encontré con un restaurante alargado con muchas mesas y gabinetes a lo largo del lugar, una barra con pan chino y una llamativa pecera justo en el centro del restaurante. Y todo, sumergido en una extraña, pero agradable, atmósfera de cafetería de antaño, como si el tiempo se hubiera detenido en este lugar desde hace cuarenta años o más.

Me senté en uno de los gabinetes más cercanos a la ventana y tiempo después, me entregaron una carta. Al revisarla, descubrí un gran número de sopas, entremeses, platillos cantoneses, platillos agridulces y especialidades; pero lo que más llamó mi atención fue que también tenían desayunos mexicanos (enchiladas suizas, tacos de pollo, chilaquiles, etc.) y alguno que otro platillo mexicano, así como varias opciones de arracheras y milanesas. Antes de pedir, decidí preguntarle a una mesera por los paquetes para una persona, pues el menú decía que todos los platillos eran ideales para dos o más personas, y ella me recomendó el Menú Chino Ejecutivo que incluye sopa de tallarín, arroz frito, camarón rebozado, rollo primavera y un platillo a elegir.

Cabe mencionar que, a pesar de ser el menú individual, todo estaba bastante bien servido; de hecho, para cuando llegué al plato fuerte, que era Res con papas al curry, ya estaba satisfecho y terminé comiendo por gula. Además de la comida, uno de los detalles que más me gustaron de Café Kowloon fue el ambiente, pues en sus mesas se veían todo tipo de comensales, desde el grupo de adultos mayores celebrando el cumpleaños de uno de ellos, hasta la pareja de adolescentes que buscan pasar un momento romántico juntos, pasando por el grupo de amigos universitarios, familias y alguna que otra persona comiendo sola. Y, lo mejor del lugar es el precio, pues después de comer muy abundante, y rico, descubres que debes pagar menos de $150 pesos por persona.

Café Kowloon es uno de esos restaurantes chinos que te dejan con un buen sabor de boca, pues además del sabor y los precios, te ofrece un ambiente tranquilo y relajado en el que puedes pasar un momento agradable sin importar con quien vayas. Sin duda, una buena opción para comer barato una tarde que andes en Coyoacán.

Datos Generales
Dirección: Jardín Centenario #6, Col. Villa Coyoacán, Ciudad de México, Distrtito Federal (En el Jardín Principal de Coyoacán)
Precio Promedio por Persona: de $100 a $150 pesos
Horario: De lunes a domingo de 7:00 a 23:00 hrs.
Página web: www.cafekowloon.com.mx
Facebook: www.facebook.com/cafekowloon

Crisanta: Jazz, Arte y Cerveza Artesanal en la Colonia Tabacalera

Imagina llegar a un lugar acogedor, sentarte en una mesa o sillón con vista a la Plaza de la República, disfrutar de la tranquilidad de la zona y la imponente belleza del Monumento a la Revolución; pedir una cerveza artesanal y disfrutar del momento acompañado de un agradable jazz en vivo. Un momento perfecto, en el que te puedes olvidar de todas las preocupaciones y solo dedicarte a disfrutar el aquí y el ahora. Pero… ¿Para qué imaginarlo, si puedes vivirlo?

En una de las esquina de Plaza de la República, en la que desemboca en José María Iglesias, se encuentra Crisanta, una cervecería y restaurante, que busca ofrecer una velada única, llena de arte, música y cervezas artesanales de calidad. Es un lugar muy sencillo, aunque muy acogedor y  espacioso; si tomas alguna de las mesas mas cercanas a la puerta (que son las más recomendadas) tendrás una vista única del Monumento a la Revolución, misma que mejora cuando cae la noche y encienden las luces que iluminan la imponente estructura. Y, lo mejor de este lugar, es que ninguna velada será igual, pues todas las noches se presentan diferentes conjuntos de jazz nacional (y, a veces, internacional), y, además, organizan exposiciones, talleres y catas de cerveza, entre otros eventos.

Crisanta surge de las propuestas de diseñadores mexicanos que crearon el espacio ideal para compartir experiencias al degustar cervezas artesanales mexicanas o importadas y enaltecer sus sabores con la sugerencia de platillos elaborados cuidadosamente para el día y la noche.
Crisanta

En cuanto a las cervezas, que son la especialidad de la casa, en Crisanta cuentan con más de cincuenta cervezas artesanales diferentes, incluyendo algunas de la casa. Y, lo mejor, es que en este lugar se preocupan tanto por la cerveza, que dependiendo de las propiedades organolépticas de las mismas, te las servirán en diferentes vasos, tarros o copas, pensadas para enfatizar los sabores y aromas al momento de entrar a tu boca. Y, si quieres algo mas que cerveza, en Crisanta podrás encontrar diferentes entradas y botanas, así como platillos completos, y muy bien servidos: pastas, pescados, ensaladas y pollo.

En cuanto al lugar, cabe mencionar que es muy espacioso, decorado con muebles antiguos y diferentes materiales reciclados, lo que hace que sea muy acogedor. De alguna forma, te hace sentir que estás en el departamento de alguno de tus amigos más cercanos. Además, la música en vivo está a un volumen ideal para poder disfrutarla junto a una buena plática y una refrescante cerveza artesanal; esto, junto a la espectacular vista al Monumento a la Revolución, y la paz que se puede llegar a vivir en Plaza de la República por las noches, hacen que se cree una atmósfera única, perfecta para pasar un buen rato con amigos o tu pareja.

Crisanta es un lugar en el que el arte, la música y la cerveza se unen para crear momentos únicos, en el que, lo único que importa, es disfrutar de una rica cerveza artesanal en compañía de los amigos o de la pareja; una cervecería en la que puedes olvidarte del mundo y pasar una noche sinigual en la Colonia Tabacalera.

“…porque la dicha al igual que la cerveza de nada vale si no es compartida…” Crisanta

Datos Generales
Dirección: Av. Plaza de la República #51, Colonia Tabacalera, Ciudad de México, Distrito Federal
Costo Promedio por Persona: de $150 a $250 pesos
Horario: Lunes a miércoles de 8:30 a 23:00 hrs., jueves a sábado de 8:30 a 2:00 hrs. y domingo de 10:00 a 22:00 hrs.
Teléfono: 55-35-63-72
Página web: www.crisanta.mx
Facebook: www.facebook.com/crisantacerveceria 
Twitter: @crisantadf

Museo de la Televisión Mexicana: Un recorrido por las personas y personajes de la televisión en México

Nos guste o no, la televisión ha estado muy presente en todas las familias mexicanas. No importa el estatus socioeconómico de las familias, siempre habrá una televisión en casa, que les ayude a escapar de los problemas del día a día, mientras se ilusionan con la historia de María la del Barrio, o mientras se ríen con los chistes repetidos de El Chavo del Ocho. Y, aunque hoy en día están muy desprestigiadas las fórmulas de las telenovelas y los programas de comedia mexicanos, no podemos negar que, todos estos programas nos mantuvieron entretenidos en más de una ocasión cuando éramos pequeños. Por lo mismo, para rendir un pequeño tributo a los personajes y personalidades que, de una u otra manera le dieron forma a la televisión mexicana, en una antigua casona porfiriana de Santa María la Ribera, crearon el Museo de la Televisión Mexicana.

Caminando por la Alameda de Santa María la Ribera podrás encontrarte con una angosta fachada afrancesada, en muy buen estado, que llama tu atención con un letrero que dice “Museo de la Televisión, Restaurante“. Al acercarte, una persona te invita a conocer el museo. Al entrar te encuentras con un sencillo restaurante, decorado con fotografías y pinturas de diferentes personalidades de la televisión mexicana hasta llegar a unas escaleras.

Una vez arriba, lo primero que ves es un cuadro de Julio Alemán y unas televisiones de antaño. A un costado te encuentras con una pequeña vitrina con un traje de charro que perteneció al mismo actor. Justo enfrente, logras ver una pequeña vitrina con tres televisores personales antiguos.

En general, el Museo de la Televisión Mexicana cuenta con diferentes trajes de algunas de las personalidades y personajes más importantes de la televisión (y el cine) mexicano, como La Tucita (María Eugenia Llamas), Alicia Encinas, Huicho Domínguez (Carlos Bonavides), La Güereja (María Elena Saldaña), la Chilindrina (María Antonieta de las Nieves), Joaquín Cordero, María Felix y Capulina (Gaspar Henaine), entre muchos otros. Además, en este pequeño museo, también podrás encontrar una pequeña colección de televisiones personales y portátiles, que te recordarán a las teles que, probablemente, tuviste en tu infancia, o las que estaban en casa de los abuelos. Y, también podrás ver un pequeño documental sobre el desarrollo de la televisión en México; así como biografías y hojas de datos de las personalidades  que donarons sus trajes o artículos de colección al museo.

Aunque el Museo de la Televisión Mexicana es muy pequeño y sencillo, en él puedes llegar a recordar algunos de los momentos que te hicieron reír o llorar, o a esos personajes que te acompañaron durante la infancia. Y, lo mejor, es que, puedes aprovechar la visita para echarte un pozole o algún otro platillo mexicano en el Restaurante Museo de la Televisión, que se encuentra en la planta baja, y después disfrutar de una agradable tarde en la bella Santa María la Ribera.

Datos Generales
Dirección: Dr. Atl #215, Col. Santa María la Ribera, Ciudad de México, Distrito Federal
Costo: $25 pesos y $15 pesos con credencial de maestro, estudiante o tercera edad
Página web: museodelatv.mex.tl

Vege Taco: Tacos y otras delicias de la gastronomía mexicana para vegetarianos en Coyoacán

En la Zona Metropolitana del Valle de México vivimos poco más de veinte millones de personas (de ellos, 8 millones vivien en el D.F.); contamos con una densidad poblacional de 2,559 habitantes por kilómetro. Y, por lo mismo, contamos con una impresionante oferta de restaurantes, fondas y puestos de comida a lo largo de la Ciudad de México, y alrededores. Basta caminar unos metros para encontrar un lugar para comer, o, aunque sea, una bicicleta con tacos de canasta.

Y, a pesar de la gran cantidad de lugares de comida que hay en la Ciudad de México, prácticamente no existen lugares donde los veganos y vegetarianos puedan conseguir algo más allá de una ensalada o un taco o huarache de nopal con frijoles. Sí, todos los restaurantes tienen opciones vegetarianas, pero sólo son ensaladas o platillos preparados con verdura; y en esos lugares nunca te ofrecerán unas flautas de barbacoa vegetariana, ni una cecina Vegana y, mucho menos “cabrito” estilo Jalisco sin carne. Sin embargo, en la esquina de Carrillo Puerto y Alberto Zamora, en el centro de Coyoacán, hay un pequeño restaurante que ofrece deliciosos platillos vegetarianos y veganos, para todos los gustos.

Por afuera, Vege Taco parecería ser una fonda común y corriente, como las tantas que pululan en nuestra querida Ciudad de México; pero, al acercarte un poco puedes ver una lona en la que se puede ver el nombre del lugar, y en la que se pueden ver algunas fotografías de los platillos que sirven ahí. ¿Vege Taco? ¿Una Taquería vegetariana?

Una vez adentro te encuentras con unas cuantas mesas de madera, una barra que rodea el lugar y una cocina abierta con otra barra donde puedes sentarte y ver como preparan tus alimentos. Parece una taquería común y corriente. Pero, al abrir la carta descubres una gran variedad de platillos de todo tipo; desde la típica ensalada, hasta unas flautas de barbacoa vegetariana, pasando por coctel de alga, pozole de setas, “cabrito” vegetariano, enchiladas de mole, milanesa empanizado y chiles en nogada vegetarianos (que, por cierto, puedes pedirlos todo el año), entre muchos otros. Y, para acompañar tu comida, Puedes pedir un vaso de agua de Jamaica, anís con chía, betabel con piña, hoja de limón o limón con chía.

Después de pedir, puedes ver como preparan tus platillos en la plancha y las ollas de la cocina; y, cuando están listos, te sirven un plato con una generosa porción de lo que hayas pedido. Todo muy bien servido y presentado. Además, todo está delicioso.

Y, además de la gran variedad de platillos vegetarianos y veganos, lo mejor de Vege Taco son los precios, pues con poco más o menos cien pesos puedes comer muy rico y muy abundante. Vege Taco es un lugar en el que cualquier persona, si importar su preferencias culinarias, puede disfrutar de un sabroso momento y sin gastar mucho dinero.

Datos Generales
Dirección: Felipe Carrillo Puerto #65, Villa Coyoacán, Ciudad de México, Distrito Federal
Costo Promedio por Persona: de $80 a $120 pesos
Horario: lunes a domingo de 12:00 a 20:00 hrs.
Teléfono: 56589311

Los Ingrávido: Reflexiones sobre las muertes durante la vida en el Foro Shakespeare

ingrávido, da. (De in-2 y grave). – RAE
1. adj. Dicho de un cuerpo: No sometido a la gravedad.
2. adj. Ligero, suelto y tenue como la gasa o la niebla.

Ella, una mujer madura que busca escribir sobre su juventud en Nueva York. Él, Gilberto Owen, un poeta sinaloense en sus últimos días de vida, recordando su juventud. Ella, una mujer joven, cuya obsesión por un poeta muerto, la lleva a recorrer pasajes de una vida bohemia que pudieron ser. Él, un joven poeta, alienado de la sociedad en la que se encuentra, y que sólo busca evitar las muertes cotidianas a las que se debe enfrentar. Una mujer, que recorre su vida y los sucesos que pudieron ocurrirle a un poeta subvalorado; para descubrir las diferentes veces que murió a lo largo de su vida.

La gente se muere a cada rato, deja irresponsablemente un fantasma de sí mismo por ahí, y luego siguen viviendo, original y fantasmas, cada uno por su cuenta” Los Ingrávidos

Durante nuestra vida morimos varias veces. Cada vez que atravesamos por algún pasaje tormentoso nos morimos. Y renacemos, pero ya no somos los mismos. Podremos dejar nuestros sueños, fantasías o actitudes en el pasado y continuamos por el camino como si nada, avanzando lentamente al final; un final que es mucho menos glamoroso que el resto de nuestras muertes. Y, a lo largo del camino, dejamos fantasmas de nosotros mismos; ánimas que rondan en nuestras vidas, atormentándonos con lo que fuimos, con lo que somos y lo que nunca llegamos a ser.

“…sabrán mi vida por mi muerte.” Gilberto Owen

Los Ingrávidos es una adaptación teatral a la novela, del mismo nombre, de Valeria Luiselli; en esta puesta en escena, escrita y dirigida por Fernando Bonilla, en la que, una mujer escribe sobre su jueventud y su obsesión por el poeta Gilberto Owen; una mujer cuyos propios textos la hacen descubrir todas las veces en las que ella, y su poeta enamorado, murió a lo largo de su vida. Una obra de teatro sobre la vida, los caminos que recorremos y, sobre todo, esas encrucijadas a las que nos enfrentamos.

“…y Once Mil que se arrancan los rostros y los nombres por servir a la plena de gracia, la más fuerte ahora y en la hora de la muerte.” Gilberto Owen

Esta interesante puesta en escena maneja una narrativa única, misma que, junto a las excelentes actuaciones y una dirección impecable, nos deja conocer a fondo a los personajes principales en los diferentes episodios y las muertes que vivieron. Y, con ello, nos lleva a reflexionar sobre esos momentos en los que hemos muerto, para para retomar nuestras vidas con una visión diferentes, posiblemente más sínica, y con sueños que se quedaron atrás.

“No recuerdos, ni angustias, ni soledades. Sólo el rencor de haber dicho tu estatua con arenas y haberla condenado a vida, tiempo, muerte.” Gilberto Owen

Los Ingrávidos es una interesante y entretenida propuesta teatral que nos lleva a reflejarnos en las muertes y sueños de cada uno de sus personajes; es una muestra de que, en México sí se pueden hacer las cosas bien y de que el teatro mexicano es de verdadera calidad. Por lo mismo, vale mucho la pena asistir al Foro Shakespeare y disfrutar de una puesta en escena que no se termina con los aplausos al apagarse las luces, sino tiempo después, con las reflexiones y pensamientos que nos regala.

“Fueron sueño sin tregua, delirio sin cuartel, amor a muerte fueron y perdí.” Gilberto Owen

Datos Generales
Lugar: 
Foro Shakespeare (Zamora #7 , Colonia Condesa, Ciudad de México, Distrito Federal)
Dramatugia y dirección: 
Valentina Sierra
Reparto: Joaquín Cosío / Jorge Zárate, Haydeé Boetto y Cassandra Ciangherotti
Funciones: Jueves 20:30 hrs.
Vigencia: Hasta el 4 de diciembre de 2014
Costo: $200 pesos
Teléfono: 55-53-46-42
Página web: www.foroshakespeare.com
Facebook: www.facebook.com/foroshakespeare
Twitter:@foroshakespeare

Facebook de Puño de Tierra: www.facebook.com/PunoDeTierra
Twitter de Puño de Tierra: @punodetierra

los-ingravidos-puno-de-tierra-foro-shakespeare-teatro-valeria-luiselli

Taco de Ojo: El Erotismo Popular en el Museo Nacional de Culturas Populares

Una de las mejores formas de entender a un cultura es a través de la sexualidad. Al comprender la manera en la que las sociedades han censurado o celebrado el sexo se puede entender la manera en la que las personas actúan e interactúan dentro de su sociedad. Uno de los más grandes ejemplos se puede ver en México, un país católico en el que, durante muchos años (si no es que siglos), se censuró al sexo, obligando a los mexicanos a expresar su sexualidad a través del doble sentido, los albures y los chascarrillos. Por otro lado, los mexicanos también hemos aprendido a expresar la sexualidad a través del arte y los juegos populares. Basta con recorrer algún changarro de souvenires en cualquier pueblo o ciudad mexicana, para encontrar alguna taza, llavero o playera alusivos al sexo o sexualidad; pasar a un baño público para encontrar los pintorescos murales sexuales que improvisan con plumas y plumones; abrir un calendario antiguo y ver las pinturas sexualizadas de las vestimentas tradicionales y leyendas mexicanas; o ir a un museo de sitio para ver las esculturas prehispánicas en las que hacían alusión a la sexualidad y los roles de género.

La relación del ser humano con su sexualidad es compleja, pues no responde sólo al instinto, sino que se ha vinculado con su racionalidad y con determinadas costumbres y normas sociales y morales que estipulan lo permitido y lo sancionado, tanto en el ámbito personal como en el colectivo. Sin embargo, la manera de conceptualizar, de vivir y, sobre todo, de representar la gran cantidad de aspectos que enmarcan directamente la sexualidad humana tienen como fin exaltar y promover lo que hemos denominado “erotismo”, y ello ocurre con la gama innumerable de sus manifestaciones, desde aquellas de matices más liberales, hasta las que se fincan en los tabúes más recalcitrantes.
Museo Nacional de Culturas Populares

No cabe duda, de que la sexualidad y el erotismo se ha encontrado presente en el folclor mexicano desde tiempos inmemorables; y como muestra de ello, el Museo Nacional de Culturas Populares (MNCP) presenta la exposición “Taco de Ojo. El Erotismo Popular”, la primera muestra que presenta la historia del arte mexicano con una visión de la sexualidad en el ámbito popular. Una colección con más de 860 piezas, en la que se puede apreciar la manera en la que los mexicanos hemos abordado la sexualidad a lo largo del tiempo. En la muestra, se pueden encontrar desde representaciones de la fertilidad y símbolos fálicos prehispánicos, hasta las playeras con cuerpos de caricaturas que le venden a los turistas en los mercados de Acapulco; pasando por diferentes símbolos religiosos y exvotos, alebrijes, máscaras, sirenas y otro tipo de artesanías tradicionales (y no tan tradicionales).

El Museo Nacional de Culturas Populares, presenta la exposición: Taco de Ojo. Erotismo Popular, con la cual se pretende generar, a través de una selección de piezas procedentes de la colección del Museo Nacional de Culturas Populares y otras colecciones institucionales y particulares, nuevas perspectivas y significados del erotismo y la sexualidad, como una expresión de la cultura popular, en el ámbito de la cotidianeidad.
Museo Nacional de Culturas Populares

La exposición se divide en diferentes ejes temáticos que ayudan a entender y apreciar mejor, la manera en la que se ha desarrollado la sexualidad en el arte popular mexicano. Empieza con el Idilio Mexica, en la que se muestra la manera en la que el mexicano pudo expresar su sexualidad a través de cromos e imágenes nacionalistas sexualizadas y socialmente aceptadas; continúa con La Iniciación Indígena, en la que se habla de los rituales prehispánicos y colombinos de las culturas indígenas, entre las que se hablan de los ritos de iniciación, las máscaras y las diferentes representaciones con connotaciones sexuales de la cosmovisión mexicana; continúa con un breve recorrido de lo masculino, lo femenino, la pareja, la libido (que se representa con el chango), la maternidad y la pareja. Y también retoma Mitología de Mitologías, en la que se puede apreciar la sexualidad a través de las criaturas mitológicas y de ensueños en el arte mexicano: alebrijes, sirenas, calaveras y diablos, entre otros. Y, por si fuera poco, la exposiciónTaco de Ojo. Erotismo Popular” también retoma el Camasutra Tutti-Frutti, la Objetería Lúdico-Erótica, y la Doble Moral Católica.

Esta es la primera exposición que se presenta, en la historia del arte mexicano, con una visión de la sexualidad en el ámbito popular. Lo que busca es congregar un mosaico referente al erotismo en la sociedad mexicana lo más amplio posible, y para que se entienda el contexto en el cual estas obras fueron creadas, se han construido una serie de analogías, para observar cómo es que los cánones expresivos son muy parecidos a lo largo de la historia, lo que permite, parcialmente, comprender la evolución de los contenidos iconográficos.
Museo Nacional de Culturas Populares

En la exposiciónTaco de Ojo. Erotismo Popular” podemos sumergirnos en el humor y la picardía, que ha sabido expresarse de manera implícita y explícita en el arte popular y el folclor mexicano. Es una oportunidad de conocer y reconocer la historia del arte en México, a través de una visión única, como nunca se había hecho. Visitar el Museo Nacional de Culturas Populares y recorrer todas las salas de esta muestra es una excelente manera de sumergirse una tarde en nuestra cultura y divertirse con la picardía tan característica de los mexicanos.

Datos Generales
Lugar: Museo Nacional de Culturas Populares (Avenida Hidalgo #289, Esquina con Allende, Col. Del Carmen, Coyoacán, Ciudad de México)
Costo: $12 pesos. Domingo entrada libre. Menores de 12 años, mayores de 60 años, jubilados, pensionados, personas con discapacidad, estudiantes y maestros con credencial vigente, entrada libre.
Vigencia: Hasta eldomingo 23 de noviembre 2014
Horarios: De martes a domingo de 10:00 a 19:00 hrs.
Página web: museoculturaspopulares.gob.mx
Facebook: www.facebook.com/MuseoNacionaldeCulturasPopulares
YouTube: www.youtube.com/user/culturaspopulares
Twitter: @mncp_dgcp
Instagram: instagram.com/museoculturaspopulares

Los Equilibristas: Falso Documental de la Revolución Mexicana en el Teatro La Capilla

Un pueblo perdido en algún lugar de México. Una niña que vigila desde lo alto. A lo lejos logra ver la polvareda que levantan los caballos del ejército zapatista, se acerca la Revolución. La niña baja de la torre y corre por el pueblo, avisando a todos que algo grande va a suceder. Pero, con la emoción, la niña no voltea a ver al otro lado, y no logra advertir la llegada del ejército porfirista. En un pueblo perdido de México, dos ejércitos se encuentran. Y, ante el derramamiento de sangre que han arrastrado consigo, los dos generales antagonistas se reúnen para buscar dar un momento de paz a sus subordinados y a los inocentes que viven en aquél poblado. Pero, en medio del caos de la guerra, la paz se encuentra en una delgada cuerda floja, de la que cualquier persona puede caer. Un episodio hipotético de la Revolución Mexicana que pudo brindar un oasis de paz ante la incertidumbre de la guerra.

Los Equilibristas, dos generales que decidieron caminar en esa delgada cuerda floja del armisticio; una paz que se ve apoyada y amenazada por la incertidumbre del pueblo en el que se encuentran. La maestra, la soldado, el cómodo, la enamorada, el cojo, el compadre, la niña, la madama, el falso Zapata, el porfirista y Porfirio, entre otros… ¿Qué pasaba por la mente de cada uno de los personajes que vivieron este épico episodio revolucionario? ¿Qué opinaban de la Revolución? ¿Por qué actuaron o no actuaron ante la llegada de los ejércitos a su pueblo? ¿Qué esperaban de la Revolución? ¿Lograron equilibrarse en tiempos de guerra?

Una obra de teatro, escrita por David Gaitán, en la que trece personajes y una bala, dan su testimonio de cómo vivieron un evento de la Revolución Mexicana que pudo suceder, y cambiar la historia. Una interesante puesta en escena, que recrea, de una manera muy peculiar, un suceso, ahondando en las motivaciones y emociones de cada uno de los personajesUn Falso Documental de la Revolución Mexicana, dirigido por Damian Cervantes, quien logra resolver una situación muy compleja, utilizando únicamente 14 sillas, que nunca se mueven de su lugar; todo, únicamente, a través de una interacción desarticulada, y muy bien lograda, entre todos los personajes.

Acudir al Teatro La Capilla y presenciar el suceso de la Revolución Mexicana que nunca fue, es una excelente oportunidad para vivir la tensión que se pudo vivir en algún poblado perdido, cuando dos equilibristas buscaron caminar por la cuerda floja de la paz en un tiempo de guerra. Es un momento para vivir la tensión y la pasión de cada uno de los protagonistas de este suceso que nunca fue. Sin duda, una excelente forma de cerrar con broche de oro un domingo de paseo por Coyoacán; además, es una oportunidad de conocer una propuesta teatral 100% mexicana de calidad.

Datos Generales
Lugar: Teatro La Capilla (Madrid #13, Colonia Del Carmen Coyoacán, Ciudad de México, Distrito Federal)
Texto: David Gaitán
Dirección: Damián Cervantes
Reparto: Daniela Baltazar, Verónica Bravo, María José Bernal, Gabriela Ambriz, Diana Magallón, Jyasú Torruco, Gerardo Trejoluna, Karla Sainz, Naolli Eguiarte, José Rafael Flores, José Concepción Matías, Luis Mora, Enrique Cervantes, Maricarmen Cruz
Funciones: Domingos 18:00 hrs..
Costo: $150 entrada general y $100 para estudiantes, maestros y adultos mayores con credencial vigente
Vigencia: Hasta el 14 de diciembre 2014
Teléfono: 56-58-62-85
Página web: www.teatrolacapilla.com
Facebook del teatro: www.facebook.com/LaCapillaTeatro
Twitter:@LaCapillaTeatro