Restaurante Kolobok: un rincón de Rusia en la Ciudad de México

En la Ciudad de México podemos encontrar una infinita variedad de restaurantes con comida de todo tipo. Podemos encontrar lugares que sirven comida mexicana, japonesa, chilena, peruana, china, italiana o francesa, así como diferentes opciones de hamburgueserías, pizzerías y taquearías, entre muchas otras. Pero, a pesar de la gran diversidad de oferta gastronómica que podemos encontrar en la metrópoli, es prácticamente imposible encontrar algún restaurante que sirva comida rusa tradicional. Es por eso que, en cuanto me enteré de la existencia de Kolobok, no lo pensé dos veces y me encaminé a conocer el pequeño restaurante ruso de Santa María la Ribera.

Las primeras dos veces que fui, llegué al rededor de las dos y media de la tarde; una buena hora para comer en domingo, si no fuera porque ya había bastante gente esperando mesa. Terminé comiendo en un restaurante alemán que está a unas cuadras. Pero la tercera tenía que ser la vencida, por lo que decidí llegar temprano (aproximadamente a las dos) para alcanzar mesa. Esta vez no hubo ningún problema. Al entrar nos encontramos con un sencillo restaurante, con unas siete u ocho mesas a lo largo del salón y un mural de paisajes rusos y una chimenea blanca. Después de elegir mesa nos entregaron, a mi y a dos acompañantes, una carta y nos sirvieron pan negro, galletas y mantequilla.

Pasamos un muy buen rato revisando la carta, pues las descripciones y fotografías de los platillos se veían deliciosas. Después de un rato pensando, decidimos pedir una Ensalada Blancanieves (queso, huevo cocido, ajo y mayonesa) como entrada, una orden de Palméni (ravioles rellenos de carne molida, servidos en caldo), unos Vareniki (ravioles rellenos de requesón), un Golubtsy (carne molida envuelta en hoja de col, bañada en salsa de jitomate) y una sopa Solyanka (carne de res, tres tipos de jamón, cebolla, aceitunas, pepinillos agrios y crema). Por los precios, pensamos que las porciones serían muy pequeñas, por lo que todavía estábamos revisando la variedad de empanadas rusas de Kolobok.

Primero llegó la Ensalada Blancanieves, que más que ensalada era como un delicioso dip o aderezo, perfecto para comerse embarrado en el pan negro. Nos acabamos el pan y la ensalada en un abrir y cerrar de ojos. Después llegó el enorme plato de sopa,  el Vareniki y el Palméni de mis acompañantes. Al terminarnos nuestros platos, ya estábamos satisfechos, pero aún faltaba mi Golubtsy, el cual pude terminarme sólo porque estaba delicioso. Y, como no podíamos dejar el lugar sin probar un postre, le pedimos al mesero que nos trajera el postre que más le gustará a él. Poco tiempo después, nos sirvió un pedazo de pastel de miel, que era una deliciosa mezcla de miel y galleta molida; un postre digno de la realeza.

Al terminar de comer, pedimos la cuenta, para descubrir que, tres personas habían comido demasiado bien y muy rico por poco más de $500 pesos, mucho menoa de $200 por cabeza. Después de pagar, decidimos que lo mejor sería bajar la comida paseando por la espectacular Alameda de Santa María la Ribera, que queda justo frente al restaurante Kolobok, y pasar un rato en el bello Kiosco Morisco. Sin duda, este restaurante es un lugar ideal para probar ricos platillos que no se encuentran en ningún otro lugar de la Ciudad de México, y para pasar un momento agradable con la familia, amigos o en una cita informal con tu pareja.

Datos Generales
Costo Promedio por Persona: de $150 a $200 pesos
Horario: Lunes a domingo de 11:00 a 20:00 hrs.0
Página web: kolobok.com.mx
Facebook: www.facebook.com/pages/Restaurante-Ruso-Kolobok/108234815894717
Twitter: @RRKolobok

Sucursal Santa Maria
Dirección: Salvador Díaz Mirón #87, esquina Dr. Atl, Santa María la Ribera, Ciudad de México, Distrito Federal
Teléfono: 55-41-70-85

Sucursal Letran Valle
Dirección: Av. Universidad #538, casi esquina con Eje 6 Sur, Colonia Letran Valle, Ciudad de México, Distrito Federal
Teléfono: 56-04-40-91

Sushi Time: Sushi en banda y sin pretensiones en la Zona Rosa

Al caminar por la Zona Rosa puedes encontrarte un sinfín de restaurantes y changarros, en los que sirven todo tipo de comida para todos los gustos y presupuestos. No importa por qué calle vayas, a donde voltees encontrarás algún letrero con el nombre de algún restaurante. Especialmente en la calle de Génova, donde, además encontrarás una oferta ilimitada de bares, cafés y Sex Shops. Por lo mismo, nunca imaginé que, en esta calle, podría encontrar un pequeño oasis alejado de los tumultos que recorren la Zona Rosa.

Sí vas caminando por Génova es prácticamente imposible que te enteres que estás a unos pasos de Sushi Time, pues se encuentra escondido en un pequeño pasillo comercial que se encuentra entre la entrada de un antro y un centro de servicio de telefonía celular. Lo único que puede hacer que te fijes en el lugar es un pequeño letrero que se encuentra justo a la entrada del corredor. Al fondo del callejón, lo único que puedes ver son unas plantas y un letrero de luces que dice “Tatuajes“. Si te gana la curiosidad, y decides conocer caminas unos metros hasta llegar a un pequeño local de sushi, que está justo antes del estudio de tatuajes.

En la parte de afuera cuentan con unas cuantas periqueras y adentro con una barra que da a una pequeña banda de sushi, por la que pasan diferentes platillos todo el tiempo. Una vez que eliges lugar, te entregan una extensa carta, tan grande que incluso tiene un índice para encontrar más rápido las cosas, y te invitan a tomar el platillo que quieras de la banda de sushi; dependiendo del color será el costo del mismo, o, si es día de promoción, podrás comer hasta ocho platillos por $99 pesos.

Escoger un platillo es muy complicado. Por lo que nunca está de más alguno de los “lunch executive“, que cuentan con dos combinaciones de rollos, agua y un postre; aunque también puedes sentarte en la banda y tomar los rollos que más llamen tu atención.  Y, si no tienes ganas de un rollo, puedes elegir entre las diferentes opciones de niringis, sashimis, conos, arroces y sopas con los que cuentan en Sushi Time.

Cabe mencionar que todos los platillos que sirven en Sushi Time son bastante sabrosos, y que las porciones son generosas, por lo que puedes comer muy bien por unos cuantos pesos. Por otro lado, el ambiente que se vive en este lugar es muy relajado, pues, al estar escondido no se vive el ruido y estrés de las miles de personas que pasan todos los días por la calle de Génova.

Además, mientras que la mayoría de los restaurantes que ofrecen sushi en banda son caros y pretenciosos, Sushi Time es todo lo contrario, pues ofrecen vivir la experiencia del sushi en bada (eso sí, mucho más sencilla) en un ambiente sin pretensiones y a precios muy accesibles. Además, el servicio es tan amigable, que te deja con un muy buen sabor de boca. Sin duda, una excelente opción para comer rico y barato en la Zona Rosa.

Datos Generales
Dirección: Génova #44, Zona Rosa, Colonia Juárez, Ciudad de Mexico, Distrito Federal
Precio Promedio por Persona: de $100 a $180 pesos
Horario: lunes a domingo de 12:00 a 21:30 hrs.
Teléfono: 52075399

 

Posole Con Ese: Un tributo muy kitch al pozole en la Condesa

Estaba buscando algún lugar para sentarme a comer algo o tomar un café para matar el rato que tenía libre. Caminé por la zona, donde estaban quitando un mercado sobre ruedas, en busca de un lugar tranquilo para sentarme. De pronto, del otro lado de la calle logré ver un letrero muy sencillo, que se asomaba entre los carros y camiones estacionados, que decía Posole. ¿Posole con Ese? Estaba mal escrito, por lo que supuse que sería sólo un changarro de esos que se ponen en el garage de las casas. Crucé la calle, esquivé los vehículos estacionados y me encontré con una gran sorpresa.

Era un pequeño restaurante con varias mesas de metal, de esas que tienen una marca de cerveza anunciada en el centro. Desde afuera se seguía viendo como un lugar muy sencillo, aunque mucho mejor puesto de lo que imaginaba. Entré y me encontré con un pequeño restaurante que festeja la cultura kitsch en su máximo esplendor. En una pared se puede ver una enorme fotografía de la playa, enmarcada por los cartones de dos bellas mujeres posando con poca ropa, de esos que ponen las revistas de caballeros en los puestos de periódicos. Otra de las paredes está tapizada con carteles de lucha libre y una tercera pared con fotos antiguas y discos de acetato pegados por todos lados. En la mesa, hay un cuadrilátero de madera con algunos luchadores de plástico, de los que comprábamos en el mercado, un salero de plástico y un servilletero de imitación.

Sólo tenía $80 pesos en la cartera, por lo que antes de sentarme revisé la carta, que es un cerdo con corona, y me puse a ver los precios y platillos de Posole con Ese. Tienen diferentes tipos de pozole, aunque la mayoría son blancos, y algunos que otros antojitos mexicanos como enchiladas, flautas, quesadillas y tacos sudados. Me alcanzaba para un pozole chico y un refresco, por lo que me senté a comer. Justo antes de tomarme la orden, un mesero dejó en mi mesa una canasta de plástico con tostadas, una cubetita con salsa roja y un recipiente con crema. Y, en cuanto me trajeron mi Coca-Cola, también sirvieron un plato con rábano, lechuga, cebolla y mucho limón. Poco tiempo después, llevaron a mi mesa un plato bastante generoso de pozole blanco de pollo (debo decir que era bastante grande para ser el plato pequeño).

El pozole de Posole con Ese estaba bastante bueno, y lo mejor es qla salsa que me sirvieron desde antes, pues es la misma salsa con la que hacen pozole rojo, pero un poco más picosa. Después de terminarme mi rico plato de pozole, pedí la cuenta, para descubrir que no tendría que quedarme a lavar platos para pagar mi consumo, y de que hasta me había alcanzado para dejar una buena propina. Dejé mis $80 pesos en la mesa y pregunté por el baño. Estaba al fondo a la izquierda.

Caminé hasta una sección temática de fiesta de quince años, retocada de corazones de unicel con diamantina roja y rosa y la fotografía de quinceañeras en el centro, al igual que vestidos de colores pastel colgando del techo y paredes de color de rosa. Justo ahí se encuentra la cocina abierta, que está protegida por la típica vitrina de aluminio y vidrio de los mercados. A un costado, hay una sección dedicada al futbol, llena de recortes, parches y estampas de equipos viejos de futbol, así como un pequeño futbolito para jugar con los amigos. Fue a un lado de eso, donde me encontré el baño, que estaba tapizado de jabones Rosa Venus.

Terminé el recorrido y salí de el lugar con un gran sabor de boca, pues Posole con Ese es un pequeño restaurante lleno de humor y buena vibra, que ofrece delicioso pozole blanco a un precio muy razonable y accesible. Sin duda, es un lugar ideal para disfrutar de un rico momento con los amigos, acompañados de un delicioso pozole y una cerveza. Una excelente opción para los que quieren comer rico y no gastar mucho dinero.

Datos Generales
Dirección: Pachuca #51, Colonia Condesa, Ciudad de México, Distrito Federal
Precio Promedio por Persona: de $70 a $150 pesos
Horario: Lunes a domingo de 12:00 a 19:00 hrs.
Teléfono: 66504444
Facebook Perfil: www.facebook.com/posoleconS
Facebook Página: www.facebook.com/poSoleconeSeMx
Twitter: @posoleconese

B Town: Una boutique hamburguesera en la colonia Roma

Texto y fotografías por Gerardo Mendoza ( @nbrx ) y Ricardo Rueda ( @Rich_Ra )

Todo comenzó con una plática casual, donde una de mis amigas me comentaba que llevaría muestras de sus productos sin gluten a una boutique de hamburguesas en la Colonia Roma. Tratándose de una hamburguesería con opciones libres de gluten, me causó curiosidad el concepto y decidí darme una vuelta para conocer B Town. Además, por la competencia de la zona, imaginaba hamburguesas gourmet muy elaboradas y originales.

Al momento de entrar, me transporté a un restaurante neoyorkino gracias a su ambiente con velas, sus muebles de madera y la terraza con iluminación muy tenue. Por otro lado, la música, que iba del jazz al indie (relajado), complementaba perfectamente la atmósfera neoyorkina.

Lo primero que hice, una vez en mi lugar, fue preguntarle al mesero por las opciones libres de gluten. A lo que me respondió que en B Town cuentan con cinco diferentes tipos de panes a elegir, y algunos de ellos son aptos gente intolerante al gluten. Por otro lado, cuentan con una gran variedad de hamburguesas, creaciones originales del chef William Wilcox, y están pensadas para satisfacer a todos los comensales. De hecho, puedes pedir una hamburguesa de sirloin, filete de res, ribeye, camarones, pescado, pollo y Kobe, entre otras; además, cuentan con opciones vegetarianas preparadas con quinoa. Y, para acompañar tu hamburguesa, puedes pedir una ensalada, unos sticks de zuccini y berenjena, bastones de camote y aros de cebolla, entre otras guarniciones.

Yo pedí una hamburguesa simple y unas papas a la francesa para acompañar. La mezcla de la carne bien cocida, y de excelente calidad, con el sabor natural de las papas, me hicieron disfrutar una de las mejores hamburguesas que he probado en los últimos años. Por cierto, la hamburguesa viene acompañada con el aderezo de la casa (a base de chipotle con gengibre) que puedes combinar con las papas; y también tienen catsup, mostaza y una salsa de mango con chile habanero para aderezar.

En cuanto a los postres, cuentan con una deliciosa variedad de helados y pasteles, que van desde un New York Cheescake hasta un Parfait de Frutos Rojos al Mascarpone. Y, si tienes ganas de una malteada, puedes revisar las diferentes opciones de Adult Milkshakes, preparadas con ricas combinaciones de licores, helado artesanal y frutas.

Visitar B Town es una excelente opción para celebrar una ocasión especial en un ambiente relajado e íntimo con amigos cercanos o la pareja, así como para disfrutar de una deliciosa comida a un precio muy justo.

Texto y fotografías por Gerardo Mendoza ( @nbrx ) y Ricardo Rueda ( @Rich_Ra )

Datos Generales
Dirección: Durango #279, Colonia Roma Norte, Ciudad de México, Distrito Federal (Casi en la esquina con Cozumel)
Precio promedio por Persona: de $200 a $300 pesos
Horario: Lunes a miércoles de 13:00 a 0:00 hrs., jueves a sábado de 13:00 a 2:00 hrs. y domingo de 13:00 a 22:00 hrs.
Teléfono: 52-11-79-72
Página web: btown.com.mx
Facebook: www.facebook.com/BTownMX
Twitter: @btownmx

Rostros Con Orgullo: La gente y oficios que le dan vida a Santa María la Ribera

Santa María la Ribera es una de mis colonias favoritas de la Ciudad de México. Y es que, mientras caminas por las calles de este barrio pierdes la noción del tiempo, mientras te transportas al México del pasado; un México llenó de impresionantes casonas y palacios porfirianos. Una época en la que el tiempo avanzaba más lentamente y le permitía a los citadino a disfrutar más de su día a día. Un momento en la que el sastre, el panadero, el zapatero, la tortillera, la marchanta y el vidriero eran los protagonistas que le daban vida al barrio.

Personajes que hoy están en peligro de extinción. Gracias a los grandes supermercados, mucha gente se ha olvidado de la calidad y del trato humano de la las personas que ejercían estos oficios, y ha optado por pasar una o dos horas recorriendo fríos pasillos y comprando, en un mismo lugar, todo lo que necesita. Ya no tienen que ir con la marchanta, ni con el carnicero o pollero; ahora sólo tienen que tomar un carrito de súper, caminar unos metros, tomar un paquete de un refrigerador y acudir a pagar a la caja. Y no sólo se está perdiendo la tradición de los oficios, sino que con ellos también se están perdiendo las miles de historias y anécdotas que estos personajes han recopilado a lo largo de su vida.

Por lo mismo, para conocer la historia de un barrio, no hay nada como visitar a las personas que aún ejercen algún oficio tradicional, mismos que aún se pueden encontrar en la bella Santa Maria la Ribera; una colonia en la que aún puedes disfrutar de un México tranquilo, en el que las personas que practican algún oficio tradicional pueden hablarte de la vida y personajes que vivieron en la zona.

Y para rendirles un merecido tributo a estos guardias de historias y tradiciones, el arquitecto y fotógrafo, J. Héctor Vega Silva realizó un pequeño, aunque muy bello, reportaje fotográfico en el que retrata a los adultos mayores que, durante toda su vida han practicado algún oficio en Santa María la Ribera. Rostros con Orgullo es una sencilla exposición fotográfica, en la que se pueden conocer a varias de las personas que le han dado vida a Santa María la Ribera desde hace más de medio siglo. Una pequeña muestra, ubicada en la mera Alameda de Santa María, en la que puedes detenerte a contemplar a las personas y oficios que han sido parte de la colonia a lo largo del tiempo.

Rostros con Orgullo es mucho más que una simple exposición, es un recorrido por la gente e historias que han ayudado a construir y conservar las tradiciones en una de las colonias más antiguas de la Ciudad de México; es una oportunidad de conocer a esos personajes, para muchos anónimos, que complementan la belleza de la Ciudad a través de sus oficios. Sin duda, es una excelente opción para disfrutar de una bella colonia y de conocer a su gente.

Datos Generales
Lugar: Alameda de Santa María la Ribera (Sobre Jaime Torres Bodet, Colonia Santa María la Ribera, Ciudad de México, Distrito Federa. Casi frente al Museo de Geología de la UNAM)
Costo: Entrada Libre
Horario: Lunes a domingo, de 0:00 a 24:00 hrs.
Facebook: www.facebook.com/CASADECULTURASANTAMARIALARIBERA

KetchUp: Hamburguesas diferentes en la Zona Rosa

La verdad es que había pasado varias veces frente a KetchUp y nunca se me había ocurrido entrar y probar sus hamburguesas. Y es que, por afuera parecería ser una hamburguesería común y corriente. Es un lugar muy sencillo, con un concepto que no busca resaltar y un nombre sin pretensiones. Por lo mismo, da la impresión de que no encontrarás nada especial en su interior; pero las apariencias engañan, y es el mejor ejemplo de ello es KetchUp

En el momento en el que entré, un mesero me dio bienvenida y me invitó elegir una mesa. Una vez en mi lugar, me entregaron una pequeña carta en la que se pueden ver las diferentes opciones de paninis, ensaladas, hot dogs, phillys y hamburguesas con las que cuentan en KetchUp . También me ofrecieron un refresco y me recomendaron probar las aguas frescas (horchata y mango), que, por cierto, tienen refill por $5 pesos.

Revisando la carta descubrí que KetchUp no es un lugar común y corriente como pensé, pues todos los platillos que sirven en este lugar son preparados con recetas únicas e ingredientes de calidad. Me costó mucho trabajo elegir algo de comer, pues todo se veía bastante rico; sin embargo, terminé optando por una orden de Guacamole Tex Mex como entrada y una Hamburguesa A1 (bañada en salsa A1 para Grill y con queso gouda). Poco después de ordenar, me sirvieron un enorme plato con un guacamole y nachos, y una deliciosa hamburguesa, acompañada de papas. Al momento de servirme, el mesero me señaló una pequeña barra de ensaladas y me dijo que me sintiera en libertad de aderezar mi comida con las diferentes verduras cortadas que ofrecen, y las diferentes mayonesas, mostazas y ketchups. Estos aderezos son preparados de diferentes maneras, para que puedas disfrutar más tu hamburguesa; por ejemplo, cuentan con una salsa ketchup con un toque de salsa sriracha y otra con Tabasco, entre muchas otras.

Además de los dos platillos que ordené, también puedes pedir una Big Burger Quebec (con salsa de maple y queso amarillo), una Madison (con salsa vinagreta y queso gouda), una Thai (bañada en salsa teriyaki con queso gouda) o una Chicken Ranch (con pollo al grill, aderezo ranch y queso gouda), entre muchas otras; además, cabe mencionar, que puedes pedir tu hamburguesa con 4 o 6 onzas de carne. Por otro lado, también puedes pedir diferentes Phillys (que son como emparedados) como el Philly Cheese Steak (carne sirloin al grill con queso, mantequilla de la casa y cebollas Ketchup), el Chicken Cesar (con fajitas de pollo, aderezo César y queso gouda), o el Italian (con pimiento, champiñones y queso gouda), entre otros. Además, cuentan con seis tipos diferentes de Jumbo Hot Dogs como el California (con pico de gallo y cebollitas Ketchup), el Vegas (con pimientos y champiñones), el Central Park (con tocino, jitomate, cebolla papa crunchy y queso gouda) o el Meat Less (vegetariano con pimiento, champñones, cebolla y queso gouda).

Por cierto, cabe mencionar que en KetchUp cuentan con una gran variedad de cervezas artesanales e internacionales, para que acompañes tus alimentos con la cerveza que más te guste. Algunas de las marcas que puedes encontrar en este restaurante son Budweiser (EE.UU.), Tsingtao (China), Carlsberg (Dinamarca), Estrella Artois (Bulgaria), Quilmes (Argentina), Calavera (México), Wit Beer (México), Tempus (México) y Minerva (México), entre otras.

Después de comer muy rico y quedar totalmente satisfecho, pedí la cuenta y quedé impresionado al ver que había comido muy bien (en todos los sentidos) por menos de $150 pesos, por lo que me quedé con un gran sabor de boca. Por lo mismo, creo que KetchUp es un lugar ideal para todos los que están buscando un lugar sencillo y tranquilo, libre de pretensiones, en el que se pueda comer rico sin gastar mucho dinero. Sin duda, KetchUp es un lugar bueno, bonito y barato que vale la pena visitar un día que tengas mucha hambre.

Datos Generales
Dirección: Calle Hamburgo #96, Zona Rosa, Colonia Juárez, Ciudad de México, Distrito Federal
Precio Promedio por Persona: de $100 a $200 pesos
Horario: De lunes a domingo de 10:00 a 22:00 hrs.
Teléfono: 52-07-26-76
Facebook: www.facebook.com/pages/Ketchup/215147405339185

 

Puntos de interés en la Ruta del Medio Maratón de la Ciudad de México ( @MaratonCdMX )

Ya se acerca el último domingo de julio, y con el llega el Medio Maratón de la Ciudad de México. Un evento en el que más de 10,000 personas tomarán las calles de la Ciudad de México, y correrán 21 kilómetros a través de Reforma y Chapultepec. Una carrera en la que lo importante no es ser el primero en llegar, sino vencer tus propias limitaciones y llegar donde nunca creíste llegar; una prueba para la que todos los corredores se entrenaron durante varios meses y en la que pondrán a prueba su capacidad física y, especialmente la mental. Al correr una distancia tan larga, lo primero que nos vence es nuestra mente.

Al estar tanto tiempo realizando un movimiento tan monótono y un esfuerzo físico tan grande, la mente empieza a recordarnos el cansancio y a engañarnos, diciendo que no podremos llegar a la meta. Por lo mismo es importante mantener nuestros pensamientos enfocados en algo positivo, recitando algún mantra o, por qué no, resolviendo todas nuestras dudas y problemas existenciales.

En lo personal, una de las cosas que más me han ayudado a recorrer las calles de la Ciudad de México, ya sea en entrenamiento o en competencia, es recorrer en la mente los sitios turísticos o emblemáticos por los que voy pasando. Por lo mismo, les dejo una pequeña lista de lugares de interés que podrán ver al recorrer los 21.097 kilómetros del Medio Maratón de la Ciudad de México.

diana-cazadora-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Foto tomada de: examenfinalladiana.blogspot.mx

Salida: La salida será sobre Paseo de la Reforma, a la altura de Lancastre. Unos pocos pasos después del arco de salida te encontrarás con la Glorieta de la Diana Cazadora. Seguro has pasado miles de veces por ahí y no le pondrás mucha atención, pero nunca está de más comentar que esta estatua es la una réplica, pues la original se cuarteó cuando le quitaron el taparabos (en 1968) que los sectores de ultraderecha mandaron ponerle en 1943, un año después de que la habían inaugurado. Además, cabe mencionar que la modelo de esta escultura, Helvia Martínez Verdayes, era menor de edad cuando posó para el escultor, Juan Olaguíbel.

torre-mayor-reforma-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Foto Tomada de www.presidencia.gob.mx

1K: Estás pasando casi frente al lugar en el que se encontraba el cine Chapultepec, mismo terreno sobre el que hoy se encuentra la Torre Mayor, el rascacielos más alto del país hasta hoy (aunque en unos meses será superado por su vecino). Además, unos pasos más adelante verás un pequeño parque, en el que se encontraba originalmente la estatua de la Diana Cazadora.

obelisco-simon-bolivar-polanco-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Foto tomada de foursquare.com

3K: A tu derecha podrás ver los grandes hoteles de la Ciudad de México, así como la casona en la que se encontraba el Hard Rock y el Hard Rock Live, donde ahora hay un restaurante llamado Carlota. Pocos metros más adelante, justo donde darás vuelta en U podrás ver a tu derecha el Obelisco a Simón Bolivar, mismo que se construyó hace poco más de 70 años como parte de la entrada al recién construido Polanco.

auditorio-nacional-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Foto Tomada de plus.google.com

4K: A tu derecha ya puedes ver el Auditorio Nacional, pero… ¿logras distinguir la escultura de Juan Soriano y la estructura de Manuel Felguerez que se encuentran en la explanada?

6K: Ya pasaste la subida más pesada. Pero a partir de este punto casi todo es subida (por lo menos los próximos 4 o 5 K). En estos kilómetros podrás recorrer algunas de las casas más lujosas de la Ciudad de México, por lo que te recomiendo disfrutar la arquitectura y los árboles.

casa-tia-tona-chapultepec-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Foto tomada de vidayestilo.terra.com.mx

9K: Estas ya a sólo unos metros de entrar a la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec. Esta es una de mis partes favoritas de la ruta. A tu izquierda y a tu derecha no verás más que árboles, pasto y uno que otros barranco. Además, se dice que esta es una de las partes más embrujadas de la Ciudad de México; de hecho, si prestas mucha atención, es probable que alcances a ver la Casa De La Tía Toña (un tip, la verás casi por por el 12K).

carcamo-dolores-chapultepec-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Cárcamo de Dolores y Fuente de Tlaloc

14K: Ya estás a unos metros de llegar a la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec. ¿Sabías que aquí llega prácticamente toda el agua proveniente del Sistema Cutzamala, para ser redistribuida por toda la Ciudad? Por cierto, en el mero Cárcamo de Dolores, que es la sala de máquinas del Sistema, se puede apreciar un impresionante mural de Diego Rivera.

lago-mayor-chapultepec-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Lago Mayor

15K: Ánimo. Ya es la última subida del recorrido (queda poco menos de kilómetro y medio de subidas). A partir de la marca del 15K podrás ver el Lago de Chapultepec. Disfruta el paisaje, los patos y cómo es que la gente que está desayunando en los restaurantes mira con curiosidad a los corredores.

fuente-xochipilli-chapultepec-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Foto tomada de www.chapultepec.org.mx

17K: Pocos metros antes de llegar a la marca del kilómetro 17 podrás ver a tu izquierda la Fuente de Xochipilli, una fuente monumental inspirada en la arquitectura Tenochca, utilizando el tablero sobre talud y diferentes elementos de la cosmovisión prehispánica, como las cabezas de Caballero-Águila. Además, a tu derecha, podrás ver parte del Cárcamo de Dolores y la Fuente de Tlaloc, ambos diseñados por Diego Rivera. Por cierto, a partir de este punto, todo es bajada.

pabellon-coreano-chapultepec-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Foto tomada de cualquiercosahaycaramba.blogspot.mx

18K: Entre el kilómetro 18 y el 19, justo en la esquina de Chivatito y Reforma podrás ver, a tu derecha, el Pabellón Coreano, que fue un regalo de Corea para México en 1968, y que es una réplica del Jardín Central de Seúl. Además, toda esa zona de la Primera Sección de Chapultepec es parte del bello Jardín de la Tercera Edad.

jorge-marin-chapultepec-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Escultura de Jorge Marín en Reforma

19K: Puedes distraerte viendo las diferentes galerías abiertas que se encuentran en las rejas del Bosque de Chapultepec, o con las exposiciones de campanas y de esculturas de Jorge Marín que están sobre el camellón de Reforma.

reforma-chapultepec-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Foto tomada de /tribuna.info

20K: Ya sólo falta poco más de un kilómetro. Ya llegaste. No hay nada más emocionante que recorrer los últimos mil metros. Concéntrate en la gente que está animando a los corredores, también puedes apreciar lo imponente que se ve Reforma desde tu perspectiva, la Diana, el Ángel, la Estela de Luz y la Puerta de los Leones. Simplemente es de lo mejor que vivirás en mucho tiempo.

meta-chapultepec-puntos-de-internes-ruta-medio-maraton-ciudad-mexico-2014

Arco de Meta del MAratón y Medio Maratón de la Ciudad de México 2013

21K: Antes que nada, disfruta la sensación de cruzar el arco de Meta al terminar tu carrera, y no olvides voltear y saludar a la cámara que tomará tu foto de Finisher. Después de pasar la zona de recuperación, no puedes dejar pasar la oportunidad de tomarte una foto con tu medalla y el bello Ángel de la Independencia. Por cierto… ¿Sabías que la escultura que adorna la Columna de la Independencia no es la original? La primera estatua que se colocó ahí se cayó durante el temblor del 28 de julio de 1957. Hoy en día, la cabeza original de la Victoria Alada se puede ver en el Archivo Histórico de la Ciudad de México, o en las exposiciones temporales que recorren el país.

Y, ahora que terminaste la carrera. ¿Por qué no desayunar en uno de los tantos restaurantes y cafés de la Zona Rosa, el Barrio Coreano, la Colonia Juárez o la Cuahutémoc? Personalmente recomiendo La Casa de las Enchiladas, Coffine Gurunaru, Panadería Rosetta, El Mexicano, La Casa de los Abuelos, Le Cordon Bleu y Otro Café…. Ahora sí, disfruta tu desayuno y tu victoria.

Centro Cultural Un Teatro: Una alternativa escénica en la Condesa

Las grandes producciones teatrales, que se presentan en teatros enormes, son simplemente impresionantes. Estos espectáculos, llenos de música y color, logran atrapar la atención de todos los espectadores, y los entretienen de una manera sinigual. Pero, el espacio es tan grande, y la producción tan ostentosa, que difícilmente se puede crear un vínculo entre los actores y el público. Y, por sí fuera poco, al tener que llenar un teatro tan grande, la gran mayoría de las puestas en escena que se presentan de esta forma, suelen ser obras conocidas, de las que no podemos esperar nada nuevo.

En lo personal, me gusta vivir el teatro; apropiarme de la obra, los personajes y las actuaciones. Lograr ese vínculo tan único entre el personaje y el espectador, y sentirme parte de la obra. Por lo mismo, disfruto mucho de ir a los pequeños teatros y espacios emergentes que existen en la Ciudad de México. Existen muchos lugares como estos, ya sean parte de alguna empresa teatral, alguna instancia de gobierno o cien por ciento independientes. Y uno de los mejores ejemplos de foros independientes de reciente apertura es el Centro Cultural Un Teatro, un pequeño teatro, para no más de treinta o cuarenta espectadores, en el que se presentan todos los días diferentes obras independientes.

Lo mejor de Un Teatro es que es un foro abierto a la experimentación en las artes escénicas; y, por lo mismo, abren su escenario a los jóvenes creadores que buscan un espacio para presentar sus obras, danzas y performances. Dando como resultado, una mezcla muy variada de estilos escénicos, para todos los gustos. Puede ser que el martes veas una entretenida comedia de amor, el miércoles un collage escénico, el jueves una danza contemporánea y el viernes un intenso drama.

Pero Un Teatro no es únicamente un simple foro teatral; sino que también es un Centro Cultural en el que convergen las artes escénicas con las artes plásticas, gracias a la galería dedicada a la exhibición y venta de arte contemporáneo. Además, por sí fuera poco, el Centro Cultural Un Teatro, Alternativa Escénica, cuenta con diferentes talleres para chicos y grandes, así como laboratorios de experimentación artística y otros espacios. Y, lo mejor de este lugar, es que después de ver una exposición o un taller, o antes de que empiece tu función de teatro puedes sentarte en el agradable café de Un Teatro, y tomar o comer algo mientras disfrutas del agradable y relajado ambiente del lugar.

A pesar de que, en la Ciudad de México pululan los pequeños foros teatrales, Un Teatro es un lugar especial, pues busca dar un espacio a las diferentes expresiones artísticas contemporáneas que están dando de qué hablar. Sin duda, es un lugar en el que puedes empaparte de arte y disfrutar un momento sin igual.

Datos Generales
Dirección: Av. Nuevo León #46, Colonia Condesa, Ciudad de México, Distrito Federal. Justo frente a Parque España
Teléfono: 26-23-13-33
Página web: www.unteatro.com.mx
Facebook: www.facebook.com/pages/Un-Teatro-Centro-Cultural/259325157544582
Twitter: @UnTeatro

Jero: Un espacio de disfraces e imaginación en la Condesa

Cuando era niño, me encantaba revisar el costal de disfraces que teníamos, buscar alguna de las capas y máscaras, y pasar la tarde imaginando que era un superhéroe que rescataba a la Ciudad de algún monstruo o criminal poderoso. Podía pasar horas y horas jugando con los disfraces que mi mamá había mandado a hacer para alguna de las obras del Kinder o primaria. Elegía piezas de diferentes vestuarios y creaba un personaje diferente todos los días. En aquella época me hubiera encantado tener un lugar donde pudiera conseguir más disfraces, o piezas sueltas de disfraces, para crear más y más personajes para pasar las tardes jugando a ser alguien más.

Me hubiera encantado que existiera un lugar como Jero cuando era niño. Y es que Jero es un paraíso en el que todos los niños, de entre 0 y 10 años, porque ahí dejar volar la imaginación y convertirse en quién quieran con la gran selección de disfraces y accesorios que ofrece esta boutique infantil. En este lugar, los niños van a encontrar un sinfín de antifaces, guantes, sombreros, capas, gorros, vestidos, coronas y demás accesorios con los que podrán hacer uso de su imaginación y recrearse jugando.

Jero es un lugar pensado en la creatividad y la imaginación; un espacio en el que los niños pueden crear un sinfín de mundos fantásticos en los que ellos son los protagonistas de cada historia. Por cierto, cabe mencionar que este espacio fue concebido Jerildy Bosch, una verdadera amante de las artes escénicas, que descubrió que a través de la creación de vestuario podía apropiarse de las historias que se crean con ellos. ¿Y qué mejor que un niño para crear historias?

Pero Jero no es sólo un lugar en el que los pequeños pude en encontrar todo tipo de disfraces, sino que, además, es un pequeño centro cultural, por así decirlo, en el que se imparten varios talleres para niños, y se realizan diferentes actividades para divertir y cultivar a los pequeños. Por lo mismo, una visita a Jero no sólo permite desarrollar la imaginación y la creatividad, sino que los niños pueden aprender e introducirse al mundo del arte, de una manera lúdica y divertida.

No cabe duda de que Jero es un lugar de recreación y diversión, en el que los papás pueden convivir con sus hijos, aprender de ellos y acompañarlos en grandes aventuras. Un espacio en el que convergen los sueños y la cultura, para permitirnos crear grandes historias todos los días.

Datos Generales
Dirección: Av. Nuevo León #46, Colonia Condesa, Ciudad de México, Distrito Federal. Justo frente a Parque España
Horario: Martes a domingo de 11:00 a 20:00 hrs.
Teléfono: 26-23-13-33
Facebook: www.facebook.com/JEROPARANINOS

Imágenes tomadas del Facebook de Jero

Amantes Enemigos, Enemigos Amantes: El amor y todas sus asperezas en el Foro Shakespeare

Enamorarse es increíble; y es que, cuando estás con esa persona a especial puedes olvidarte del mundo y entregarte sólo al amor. Lo mejor es que, en el amor, no existen distinciones de género, edad o estrato social, lo único que importa es amar y ser amados. Pero, al hablar de amor, no podemos decir que todo es color de rosa; y es que, el amor también puede cegarnos, nos puede llevar a olvidarnos de nosotros mismos y entregarnos a esa persona, objeto de nuestro amor, sin importarnos absolutamente nada más. Por amor podemos alejarnos de nuestra familia, de nuestros amigos y, lo peor, aceptar maltratos, con tan de que esa persona especial no nos abandone. El amor nos puede convertir en Amantes Enemigos, Enemigos Amantes.

Alejandro y María se casaron muy jóvenes. Él provenía de una familia pobre y ella era una niña rica que quería salir de casa. Se conocieron en una fiesta y sintieron pasión a primera vista. Se enamoraron y decidieron casarse poco tiempo después, sin importar la opinión de los padres de María. Se fueron a vivir a un pequeño departamento en algún barrio de la Ciudad de México y empezaron una vida juntos. Al principio todo era color de rosas, pero, con el tiempo, Alejandro empezó a sacar todos sus complejos contra María. Se volvió un esposo agresivo y, aunque nunca llegó a golpear a su mujer, se desquitaba verbalmente con ella; le prohibía hablar con sus amigos o padres, la humillaba y criticaba todo lo que hacía.

De pronto, la vida de María se había vuelto un infierno; pero ella no hacía nada para salir de ahí. A fin de cuentas, Alejandro era su esposo y lo amaba. Pero la vida de María se complica aún más cuando descubre que está embarazada; ella tenía miedo de decirle a su esposo, pues él no quería un hijo. Es esta situación la que lleva a María a cuestionarse su situación amorosa y la vida que ha elegido ¿debe aceptarla? ¿Debe hacer algo para cambiarla? ¿Un bebé podrá mejorar su matrimonio? Ante todas las preguntas, María acude al consejo, apoyo e, incluso, traición, de sus amigos más cercanos; quienes, por cierto, se encuentran viviendo en el mismo departamento que el joven matrimonio.

Amantes Enemigos, Enemigos Amantes es una puesta en escena inspirada en un texto del dramaturgo John Osborne, en la que se retratan varios de los problemas que pueden vivir las personas dentro de una relación amorosa. Una intensa obra de teatro, dirigida por Xavier Marc, con la que todos los que estamos, o hemos estado, enamorados podemos reconocernos en algún momento de nuestras vidas; y es que todos hemos permitido alguna clase de abuso (aunque sea muy pequeño) por parte de nuestras parejas.

Sin duda, Amantes Enemigos, Enemigos Amantes es una interesante obra de teatro que nos permite reflexionar sobre el amor y las relaciones en las que nos hemos involucrado a lo largo de nuestras vidas. Ir al Foro Shakespeare y presenciar la relación de María y Alejandro es una oportunidad para reconocernos a nosotros mismos, llevándonos a abrir los ojos en caso de que el mismo amor nos haya cegado. Realmente una buena opción para pasar un rato inmersos en las pasiones de la vida, a través del teatro.

Datos Generales
Lugar: 
Foro Shakespeare (Zamora #7 , Colonia Condesa, Ciudad de México)
Texto: 
Javier Rivera (basado en un texto de John Osborne)
Dirección:
 Xavier Marc
Reparto: Jimena Merodio, Adrián Olvera, Jorge Pondal, Sofía Santibañez y Enrique de Leo
Funciones: Jueves (sólo julio) y viernes 20:30 hrs., sábados 19:00 y 21:00 hrs. y domingos 18:00 hrs.
Costo: $300 pesos
Teléfono: 55-53-46-42
Página web: www.foroshakespeare.com
Facebook: www.facebook.com/foroshakespeare
Twitter:@foroshakespeare

amantes-enemigos-enemigos-amantes-foro-shakespeare-xavier-marc-ciudad-mexico