Cultura, eventos y rincones de la Ciudad de México

Por la Línea 6 del Metro: Entre Olmecas, Aztecas y el Petróleo

El transporte público en la Ciudad de México es sumamente concurrido, millones de personas suben todos los días al metro, metrobus, microbus, etc. para trasladarse de su casa al trabajo o escuela y de regreso; recorridos que, normalmente, se convierten en rutinas. Rutinas que nos llevan a ignorar todo lo que se puede ver en el Transporte Colectivo, ignoramos a las personas, los momentos y las exposiciones culturales.
Uno de los mejores ejemplos de los esfuerzos culturales que se realizan en el Metro se puede observar en la Línea 6; prácticamente todas las estaciones cuentan con un espacio en el que se puede observar todo tipo de esculturas e instrumentos del México prehispánico y de los primeros años de la colonia, así como algunas esculturas y murales más actuales, pero que se relacionan con la estación en la que se encuentran.
Te subes al metro en la estación El Rosario. No pasa nada interesante. El metro avanza y entra a un túnel interminable. Al fondo llegas a Tezozomoc. Desde que el tren entra a la estación, una gran Cabeza Olmeca te recibe para que admires la grandeza de ésta cultura. Continuas con tu recorrido y no dejas de encontrar piezas arquelógicas interesantes, eso sí, cada vez más “modernas”, por decirlo así.
Una vez que llegas al México Colonial te encuentras con varias piezas con las que puedes entender la forma en la que la religión Católica se adaptó y adoptó las creencias prehispánicas para lograr la conversión de los indígenas.
Más adelante, en Instituto del Petróleo, te encuentras con varias instalaciones realizadas con los característicos barriles de petróleo. Y, al llegar a Lindavista, puedes apreciar un interesante mural muy diferente a los que estamos acostumbrados a ver en México.
Al final, el recorrido es bastante corto, si tomas toda la línea sin bajarte en las estaciones puedes hacer aproximadamente 20 minutos, pero realmente es muy interesante bajarse y ver las esculturas (así como leer sus fichas). Realmente es una experiencia perfecta para conocer la cultura de México pagand osólo tres pesos de entrada.
**Personalmente les recomiendo ir entre semana al rededor de las 3 de la tarde, para que no haya gente y pasen trenes seguido**

El transporte público en la Ciudad de México es sumamente concurrido, millones de personas suben todos los días al metro, metrobus, microbus, etc. para trasladarse de su casa al trabajo o escuela y de regreso; recorridos que, normalmente, se convierten en rutinas. Rutinas que nos llevan a ignorar todo lo que se puede ver en el Transporte Colectivo, ignoramos a las personas, los momentos y las exposiciones culturales.

Uno de los mejores ejemplos de los esfuerzos culturales que se realizan en el Metro se puede observar en la Línea 6; prácticamente todas las estaciones cuentan con un espacio en el que se puede observar todo tipo de esculturas e instrumentos del México Prehispánico y de los primeros años de la Colonia, así como algunas esculturas y murales más actuales, pero que se relacionan con la estación en la que se encuentran.

Te subes al metro en la estación El Rosario. No pasa nada interesante. El metro avanza y entra a un túnel interminable. Al fondo llegas a Tezozomoc. Desde que el tren entra a la estación, una gran Cabeza Olmeca te recibe para que admires la grandeza de ésta cultura. Continuas con tu recorrido y no dejas de encontrar piezas arquelógicas interesantes, eso sí, cada vez más “modernas”, por decirlo así.

Una vez que llegas al México Colonial te encuentras con varias piezas con las que puedes entender la forma en la que la religión Católica se adaptó y adoptó las creencias prehispánicas para lograr la conversión de los indígenas.

Más adelante, en Instituto del Petróleo, te encuentras con varias instalaciones realizadas con los característicos barriles de petróleo. Y, al llegar a Lindavista, puedes apreciar un interesante mural muy diferente a los que estamos acostumbrados a ver en México.

Al final, el recorrido es bastante corto, si tomas toda la línea sin bajarte en las estaciones puedes hacer aproximadamente 20 minutos, pero realmente es muy interesante bajarse y ver las esculturas (así como leer sus fichas). Realmente es una experiencia perfecta para conocer la cultura de México pagand osólo tres pesos de entrada.

**Personalmente les recomiendo ir entre semana al rededor de las 3 de la tarde, para que no haya gente y pasen trenes seguido**

Rodrigo Delgado

Coordinador y Editor de MX-DF.net. Comunicólogo Organizacional interesado en el mundo del internet.

More Posts - Website - Twitter - Facebook

Un comentario

  1. Aracely /

    MUY BUENAS FOTOS.ES INTERESANTE SABER QUE EXISTEN ESTÁS EXPOSICIONES EN LAS ESTACIONES DEL METRO.

Déjanos un comentario