Gastronomía, cultura, teatro, noticias, eventos y rincones de la Ciudad de México

De la ironía al terror, en la sesión de lectura dramatizada Relatos breves: Arreola, Monterroso y Allan Poe

  • La sesión formó parte de las actividades de la 33 Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil
  • Participaron los actores Marissa Saavedra y Pablo Chomer

Era el mediodía del domingo 10 de noviembre de 2013. La Plaza de las Artes del Centro Nacional de las Artes lucía llena. Un hombre en la tarima comenzó a leer su trágica historia: Luego de cometer un asesinato en su propia casa, dos policías se habían presentado a sus puertas para investigar el caso, atraídos a sus domicilio por las denuncias de los vecinos, quienes habían escuchado un horripilante grito la noche anterior… se trata del cuento Corazón delator, de Edgar Allan Poe, cuya lectura se realizó como parte de la edición 33 de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil.

La sesión de lectura dramatizada Relatos breves: Arreola, Monterroso y Allan Poe contó con la participación de Marissa Saavedra y Pablo Chemor, quienes compartieron con el público asistente relatos cuyas anécdotas se movieron entre la ironía y el terror, el drama o el suspenso, todo interpretado con acertadas inflexiones de su voz.

A pesar de estar al aire libre, el par de intérpretes creó el ambiente necesario para lograr el nivel de intensidad e intensión para cada uno de los cuentos seleccionados para esta ocasión. Como en el caso del escritor Juan José Arreola, de quien eligieron El discípulo, alegoría acerca de un hombre y su soledad.

La lectura ejecutada por los invitados en esta ocasión fue hecha por turnos, sin importar que el relato en turno tuviera sólo un personaje, pues ambos intérpretes alternaron lo que ocurría en el texto, ya fuera la parte correspondiente a la acción o bien a las reflexiones planteadas en cada una de las obras elegidas.

De esta manera Marissa Saavedra y Pablo Chemor, desarrollaron una sesión a la par entretenida y llena de suspenso, en correspondencia con el estilo de los escritores clásicos elegidos por ellos. El mono que quiso ser escritor, de Augusto Monterroso, fue el texto elegido para ser compartido con el público. Se trata de una anécdota reflexiva sobre la búsqueda de la propia identidad.

Pero los más celebrados con aplausos fueron los de Edgar Allan Poe, cuya temática cotidiana en combinación con el suspenso o el horror, son de lo más buscado por los lectores.

Basados en este hecho, Marissa Saavedra y Pablo Chemor dieron rienda suelta a sus capacidades interpretativas e hicieron que sus escuchas viajaran a los escenarios donde ocurren las historias del escritor estadounidense. El público incluso les insistió en que incluyeran otro cuento. Ambos los complacieron con El gato negro.

Fuente: www.conaculta.gob.mx
(Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Conaculta)

Noticias

Dirección de noticias de MX-DF.net

More Posts - Website - Twitter - Facebook