Gastronomía, cultura, teatro, noticias, eventos y rincones de la Ciudad de México

Guillermo Tovar de Teresa emprendió algunas de las batallas más importantes en la protección del patrimonio cultural: Rafael Tovar y de Teresa

  • El presidente del Conaculta, hermano del historiador, cronista e investigador, fallecido el pasado 10 de noviembre, estuvo presente en el Panteón Francés, donde se reunió la comunidad cultural de México para despedir al Cronista de la Ciudad de México

“Es difícil enfrentar la partida de Guillermo Tovar de Teresa, primero como hermano y también por la presencia y el enriquecimiento cultural que le dio a nuestro país”, afirmó esta mañana en el Panteón Francés, Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta, donde la comunidad cultural de México se reunió para dar el último adiós al historiador, cronista e investigador, autor de obras emblemáticas como La Ciudad de los Palacios.

“Es una profunda consternación, porque era un hermano amigo con el compartí mi vida, una enorme cantidad de gustos y de conversaciones que se remontan a la niñez, en esa convivencia cercana que mantuvimos siempre. En lo que respecta a su parte como historiador, quisiera decir que pocas veces he visto una vocación tan definida”, expresó Rafael Tovar y de Teresa.

El titular del Conaculta recordó cuando en la infancia Guillermo Tovar y de Teresa visitaba junto con su padre los conventos de toda la República Mexicana.

“Guillermo era el más apasionado, a los ocho años ya sabía los principios básicos del arte colonial, empezó a escribir, su primer libro muy joven y lo publicó a los 17 años. Y me atrevería a decir, sin duda alguna, que es una de las personas que más conocía la historia de México y en particular la parte del Virreinato, por no decir, el arte mexicano”.

Rafael Tovar y de Teresa señaló que su hermano Guillermo deja varias contribuciones a la cultura de México, comenzando por una obra que abarca 40 libros y en los que el lector puede encontrar una de las más completas investigaciones acerca de temas como el arte virreinal, el barroco, pero sobre todo, sobre el patrimonio de la Ciudad de México.

“Algunas de las batallas más importantes que se han dado por el patrimonio cultural, por conocedores, sin duda alguna fueron las de Guillermo. Recuerdo que estaba siempre al tanto del estado de algunos monumentos, especialmente le preocupaban cuando él veía alguna posibilidad de que sufrieran algún daño e inmediatamente se movilizaba”, refirió el presidente del Conaculta.

Recordó que el amor de Guillermo Tovar de Teresa por la Ciudad de México, por los centros históricos, quedó plasmado en libros formidables como La ciudad de Mérida, que era una concepción bastante novedosa para la época en que fue publicado a principios de los años noventa.

“Era el antes y el después –precisó– de cómo había llegado la destrucción del patrimonio de la ciudad de Mérida, advirtiendo con ello del cuidado y vigencia que se debería tener en otros lugares. Tendríamos que ver en sus escritos, en los archivos, qué podríamos tomar de allí para rescatar la riqueza de su legado.”

El presidente del Conaculta celebró que el Instituto Nacional de Antropología e Historia prepare un homenaje en memoria de Guillermo Tovar y de Teresa.

“Siempre estuvo vinculado al INAH. Yo recuerdo a Guillermo cuando llegaban los días de vacaciones escolares en quinto o sexto de primaria, iba a trabajar al Instituto Nacional de Antropología e Historia, donde le ponían una caja de fotografías de distintos monumentos de todo el país, coloniales, neoclásicos  y Guillermo una por una las iba clasificando. Será un homenaje que subrayará su profundo vínculo a la protección de nuestra riqueza cultural”.

Finalmente, el titular del organismo rector de la política cultural en México dijo que Guillermo Tovar y de Teresa fue una figura muy especial de la cultura mexicana, por su erudición y por la generosidad que lo hizo tener una gran cantidad de amigos a quienes aproximaba a sus temas.

“Fue un gran coleccionista de arte y vamos a cuidar todo el legado y libros que dejó. Yo recuerdo haber visto que muchas obras muy buenas, o documentos que tenía, si veía a una amigo que los iba a cuidar y que tenía más pasión que él, una pasión que era difícil de superar, inmediatamente se desprendía de ella la obsequiaba diciendo ‘las voy a dejar en mejores manos que las mías’”, expuso Rafael Tovar y de Teresa.

Fuente: www.conaculta.gob.mx
(Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Conaculta)

Noticias

Dirección de noticias de MX-DF.net

More Posts - Website - Twitter - Facebook