Gastronomía, cultura, teatro, noticias, eventos y rincones de la Ciudad de México

Arles Café: Un Oasis de Tranquilidad y Café en la Colonia Roma

Arles Café: Un Oasis de Tranquilidad y Café en la Colonia Roma

Jan 15, 2014

Tenía dos horas libres en lo que empezaba la función de teatro, por lo que decidí buscar un lugar donde pudiera sentarme a tomar un café o un , mientras terminaba de leer el libro que me tenía picado. De pronto recordé que, sobre la calle de Veracruz, hay una cuadra en la que hay varios cafés y restaurantes, por lo que decidí caminar hacia allá. Pase primero por un pequeñísimo local de repostería, después por un restaurante, que se veía muy agradable, y, justo después, me encontré con un sencillo café, que, por alguna razón, me recordó la pinturaTerraza de Café por la Noche” de Van Gogh. Sin pensarlo dos veces entré al pequeño café, que por momentos parecía un estudio rústico, y me senté en uno de los sillones cercanos a la entrada.

En ese momento, una persona, muy amable, me dio la bienvenida y me habló de las diferentes opciones de bebidas y alimentos que ofrecen en Café Arles. Cuando pregunté por los tés, me señaló un mueble, que estaba a menos de un metro de mi y me invitó a olerlos. Tenían unas seis o siete variedades (entre tés e infusiones), por lo que la elección me costó algo de trabajo. Después de ordenar me acerqué a la vitrina de pasteles y pregunté cuál era el más rico; me dijeron que el de chocolate, por lo que decidí pedir una rebanada. Me senté, saqué mi libro y empecé a leer.

Poco tiempo después llevaron a mi mesa una generosa rebañada de pastel y un vaso con mi té helado. Entre párrafo y párrafo disfrutaba del sabor de mi postre, que, por cierto, estaba, al igual que el , muy sabroso. Poco a poco, las mesas del Café Arles empezaron a llenarse; primero las que se encontraban sobre la banqueta, después las interiores. Tuve suerte de sentarme en uno de los sillones. Y, a pesar de todo, el lugar seguía tranquilo, siendo un lugar ideal para leer.

Me terminé el y el pastel de chocolate, pero aún tenía algo de tiempo y veinte páginas por leer, así que pedí un espresso doble y continúe con mi lectura. Me sirvieron el café, teminé la página y di un sorbo a la taza. Tuve qué dejar a un lado el libro, pues el café estaba delicioso, y quería disfrutarlo al 100%. Terminé el café, y mi libro. Pedí la cuenta y, al momento de pagar, descubrí que puedes comprar la mezcla de café para prepararla en tu casa, por lo que pedí cien gramos y caminé al teatro.

Café Arles es un lugar sencillo, en el que puedes disfrutar de una buena plática o un libro, mientras te deleitas con el sabor y los aromas de la mezcla de la casa. Un café muy tranquilo, en el que puedes olvidarte del mundo y pasar un buen momento deleitando a tus sentidos. Sin duda, una excelente opción para ir con tus amistades más cercanas, para devorar un buen libro, o para trabajar un rato.

Datos Generales
Dirección: Veracruz #38, Colonia Roma Norte, Ciudad de México, Distrito Federal
Costo promedio por persona: de $50 a $150 pesos
Horario: De lunes a sábado de 8:00 a 20:00 hrs.
Teléfono: 52-12-19-22

Rodrigo Delgado

Coordinador y Editor de MX-DF.net. Comunicólogo Organizacional interesado en el mundo del internet.

More Posts - Website - Twitter - Facebook