Gastronomía, cultura, teatro, noticias, eventos y rincones de la Ciudad de México

Difunde el Centro de Cultura Digital del Conaculta el conocimiento y uso de las nuevas tecnologías

  • A lo largo de 2013, el recinto del Conaculta impartió más de 70 talleres de todo tipo incentivar la generación de contenidos creativos de mayor calidad para Internet
  • Lanza la primera red social mexicana de tipo creativo, denominada güiquimí
  • En 2014 abrirá un área editorial digital cross media y proyectos de cultura espacial

A lo largo de este 2013, el Centro de Cultural Digital del Conaculta ha buscado consolidarse como el espacio de cultura popular dentro del entorno digital, ya que el mundo de hoy es completamente tecnologizado e hipercomunicado.

Grace Quintanilla, directora de ese recinto, señaló que actualmente mucha gente pasa horas en internet y aunque generan contenidos, las personas no se asumen como productoras de los mismos.

De hecho, dijo, “el 70 por ciento de los jóvenes del país que vive en zonas urbanas, pasa cinco días a la semana en internet, son productores de contenidos, pero no se reconocen a si mismos como productores, sino como consumidores, por tanto debemos aprender a utilizar el lenguaje con que se comunican de manera muy intuitiva, porque lo que sucede es que realmente no están aprovechando ni las herramientas ni los lenguajes que utilizan de manera óptima, para poder llenar la red de contenido mucho más rico, mejor hecho, que tenga mayores cualidades artísticas, creativas, comunicativas”.

Para ello, el CCD lleva a cabo diferentes talleres, foros, conversatorios, proyectos, laboratorios e iniciativas de manera gratuita para artistas y público en general, que pretenden mejorar la producción de contenidos.

El recinto, destacó Grace Quintanilla, ya ha generado una comunidad, “lo más importante del CCD es que llena un lugar vacío que era muy necesitado, que realmente muestra cómo es que se va forjando una nueva cultura a través de los agentes donde el público, es público y creador, es productor y consumidor, usuario y escucha, eres todo a la vez, donde somos como la especie de culturas populares dentro del entorno digital”.

Para cumplir este objetivo, se brindan de manera gratuita talleres de todo tipo: narrativa breve, twitteratura, cuentwits, aforismos, ensayo multimedia y producción y guionismo para el desarrollo de videojuegos.

Para mostrar lo que los propios alumnos producen, el CCD creó la primera red social mexicana de tipo creativo, denominada güiquimí, archivo de todos, a fin de generar un lugar común para compartir contenidos y tener retroalimentación de otras personas.

Se trata de una plataforma colaborativa, disponible en la página www.güiquimi.org.mx, donde alumnos, artistas y público en general pueden subir sus contenidos en distintos formatos: audio, animación, video y texto.

El CCD también ofrece cursos de música, para dj’s y vj’s, de producción, post-producción, diseño musical, pistas sonoras, musicalización para videojuegos, de producción de video, así como para emprendedores, a fin de que los jóvenes puedan crear empresas creativas en ámbitos digitales, como revistas.

Al principio, comentó Grace Quintanilla, “nosotros pensábamos que teníamos un número limitado de temáticas a tratar en lo digital, lo que hemos descubierto es que está en todos lados, los jóvenes están produciendo cosas que nosotros mismos no nos habíamos imaginado que estaban produciendo y que es necesario estar súper abiertos para entender cómo es que están generándose estos nuevos modelos de producción, de divulgación y también de economía, de nuevos modelos económicos”.

Uno de los ejes de trabajo del CCD tiene que ver con la noción de ciudadanía digital, para generar conciencia social acerca de nuestro rol dentro del gran espacio público que es internet, por ello, se creó una serie de cápsulas donde se explica qué es internet y cómo funciona, así como “la noción de autonomía, qué tan libre eres en internet, hasta donde es una realidad y hasta dónde una fantasía, el mito de la popularidad, qué pasa cuando le das like y cómo vas generando una especie de identidad en estos medios y cuáles son los límites de las leyes de derecho de autor”.

La directora del CCD indicó que dicha instancia trabaja a partir de supuestos de lo que la gente dice de la cultura digital, como la idea de que los jóvenes pierden el tiempo en Internet, cuando en realidad “los chavos están leyendo, produciendo, compartiendo o el supuesto de que internet separa a la gente, obvio sí, internet y la tecnología va a separar a la gente, siempre y cuando no se les eduque a hacer todo lo contrario, a aprovechar todo el potencial para juntarnos, hacer comunidad, proyectos en común y provocar una participación aumentada”.

En este sentido, existe un laboratorio experimental de producción de música, donde se junta por un mes a dos músicos de ramos distintos y al final se hace un concierto experimental, resultado de ese encuentro creativo.

También se tiene un laboratorio de oralidad y poesía, para darle valor a la comunicación hablada y a la propagación de la palabra, que concluye con slams de poesía donde se junta a gente que hace audio y video.

El CCD además realiza conversatorios con casos de éxito en el mundo digital, personas que comparten su experiencia con aquellos interesados en saber cómo funcionan y cómo se vuelven modelos económicos exitosos, diversas iniciativas digitales.

Para apoyar a las comunidades que carecen de servicios de telefonía, se brinda un laboratorio de producción de redes telefónicas celulares caseras, así como un laboratorio de radio, donde los jóvenes pueden crear sus propios programas por internet.

Y con el objetivo de vincular la producción artística con otras instituciones del Conaculta, se invita a jóvenes músicos y dj’s a consultar los archivos de la Fonoteca Nacional para generar nueva música electrónica popular, con la Biblioteca Vasconcelos se dan talleres de cómo hacer libros y con Culturas Populares, en el marco del Festival Luces de Invierno, se impartieron cursos, con artesanos y tecnólogos, para crear esferas y ornamentos interactivos.

En sí, señaló Grace Quintanilla, se trabaja con todo: “música, dj’s, revistas, divulgación, arte pop, videojuego, todo eso que la gente está haciendo y que antes, hasta hace poco, no consideraban como parte de la cultura, sino del entretenimiento, pero que son herramientas increíbles para producir cultura y donde finalmente queda plasmado lo que somos como país”.

De mayo de 2013 a la fecha, el CCD ha impartido más de 70 talleres gratuitos a 900 alumnos y cada semana, el recinto recibe a más de mil 500 personas, que acuden para disfrutar de las diversas actividades.

Para 2014, el CCD ya alista una serie de iniciativas como la creación de un área editorial cross media, para hacer publicaciones multimedia, en la que se contempla una novela con geolocalizadores, además de enriquecer la red de güiquimí.

Además, destacó Grace Quintanilla, “vamos a trabajar con animadores, se nos juntó una cantidad de colectivos de jóvenes de animadores, como que están muy dispersos y entonces vamos a tener eventos constantes, festivales, talleres, conversatorios y demás, para que ya quede claro que este lugar también les pertenece a los productores de animación”.

Se pretende crear un laboratorio de producción de videojuegos, donde participen escritores, diseñadores de interfaces y productores, así como talleres de Do it your self (Hazlo tu mismo), un laboratorio de mecatrónica, uno de diseño de juguetes en tercera dimensión con impresoras 3D y un proyecto de escuela de satélites.

El próximo año, señaló la directora del CCD, se reforzará el aspecto de la cultura científica. “Lo empezamos este año con el Foro de Neurociencia y Cultura, que vamos continuar sobre todo porque cada vez hay mas tecnología que tiene que ver con la salud, el diagnostico, el tratamiento, la tecnología que se vuelve como prótesis y toda la parte ética, filosófica y social que implica la producción y uso cotidiano de esta tecnología”.

También se inaugurarán proyectos de cultura en el espacio, junto con instancias como el Conacyt, ya que hay artistas que viajarán a Rusia el año próximo, para hacer vuelos en gravedad cero y ya están haciendo creaciones artísticas para ese ambiente.

Sin embargo, Grace Quintanilla consideró que todavía hay mucho por hacer. Aunque el trabajo del CCD se complementa con el que realiza el Laboratorio Arte Alameda y el Centro Multimedia del Cenart, dijo, “creo que debería haber 10 centros como el nuestro para poder dar abasto a todo lo que se está ya haciendo y produciendo”.

Y es que, “nosotros llenamos el otro huequito, que es también para la gente que no está tan especializada o que no está interesada en áreas de producción cultural más específica. Nosotros estamos más abocados a la parte de cultura digital, más amplia y popular”, concluyó la directora del CCD.

Para conocer la oferta de talleres, festivales, laboratorios y eventos especiales que realiza el CCD se puede consultar la página www.centroculturadigital.mx

Fuente: www.conaculta.gob.mx (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Conaculta)

Noticias

Dirección de noticias de MX-DF.net

More Posts - Website - Twitter - Facebook