Gastronomía, cultura, teatro, noticias, eventos y rincones de la Ciudad de México

“Crónica de un grafógrafo: Salvador Elizondo”, a ocho años de su fallecimiento ( @literaturainba @PalacioOficial )

  • “Como antiguo griego y romano, fue un profesor de bárbaros”, Pablo Soler Frost
  • Familiares y amigos recordarán al autor de Farabeuf o crónica de un instante
  • Obtuvo el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores en 1965

A ocho años de su fallecimiento, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) recordará a uno de los más importantes narradores y críticos mexicanos en Crónica de un grafógrafo: Salvador Elizondo, actividad en la que participarán Javier García Galiano, Pablo Soler Frost, Jorge F. Hernández, Philippe Ollé-Laprune y Anamari Gomis como moderadora, el próximo martes 4 de marzo, a las 19:00 horas, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, Ciudad de México. Entrada gratuita.

Amigos y familiares recordarán al autor de Farabeuf o crónica de un instante, novela con la que ganó en 1965 el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores, en una actividad organizada por la Coordinación Nacional de Literatura.

Salvador Elizondo fue uno de los narradores y críticos literarios más originales e importantes de México. Su obra se compuso de sus conocimientos pictóricos, científicos y psicológicos, para construir una compleja estructura narrativa cargada de composición dramática y una idea de montaje en la que describe el mundo universal a través del propio.

Jorge F. Hernández dijo en entrevista a la Coordinación Nacional de Literatura que Salvador Elizondo era el auténtico grafógrafo, porque al escribir utilizaba una pluma y tinta china, dibujaba con prudencia y cada trazo se convertía en sílabas, cada tono en adjetivo. “Su legado fue plasmar una obra en la que cada palabra estaba perfectamente cuidada”, resaltó.

Pablo Soler Frost ha comentado que Elizondo no gastó todo en su primera novela, Farabeuf o la crónica de un instante, sino que con su perfecto conocimiento sobre la literatura mexicana y la cultura universal logró crear obras posteriores en cuyos párrafos narró sus propias versiones de la realidad. “Como antiguo griego y romano, fue un profesor de bárbaros”, expresó a la Coordinación Nacional de Literatura.

Si bien Salvador Elizondo no gustaba de etiquetas, se le ha considerado parte de la llamada “Generación de medio siglo” o de “Ruptura”, a la que pertenecen escritores mexicanos como Juan García Ponce, Inés Arredondo, Sergio Pitol, José de la Colina, Juan José Gurrola, Jorge Ibarguengoitia, Juan Vicente Melo, entre otros.

Salvador Elizondo Alcalde nació en la Ciudad de México el 19 de diciembre de 1932 y falleció el 29 de marzo de 2006. Cineasta, dramaturgo, ensayista, narrador y poeta; realizó estudios en artes plásticas, lengua y literatura en la UNAM, en la Universidad de Ottawa (Canadá), la Universidad de Cambridge (Inglaterra), Universidad de Peruggia (Italia).

Fue becario del Centro Mexicano de Escritores, de la Fundación Ford, 1965; del FONCA, 1988; de la Fundación Guggenheim en 1968 y en 1973. Fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y del Colegio Nacional. Fundó la revista S. Nob y colaboró en publicaciones como Diálogos, Estaciones, Revista Universidad de México, Plural y Vuelta; fue editorialista de los diarios Excélsior y El Nacional.

Su obra abarca cuento, novela, ensayo, poesía, teatro; entre las más destacadas se encuentran: Narda o el verano (1966), El retrato de Zoe y otras mentiras (1969), El Grafógrafo (1972), Contubernio de espejos. Poemas (1960-1964), Miscast (1981), El hipogeo secreto (1968), Elsinore (1988), Farabeuf o crónica de un instante (1965), con la que obtuvo el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores. En 1965 dirigió la película experimental Apocalipsis 1900, la cual es su propia versión sobre el fin del mundo.

Eventos

Dirección de eventos de MX-DF.net

More Posts - Website - Twitter - Facebook

Déjanos un comentario