Gastronomía, cultura, teatro, noticias, eventos y rincones de la Ciudad de México

Continúa en el Cenart el Ciclo de Teatro en atril. Letras emergentes

  • La compañía Tepalcates presentó las obras El traje de lino blanco y Bajo tierra

El traje de lino blanco y Bajo tierra son las historias que se presentaron en el Ciclo de Teatro en atril. Letras emergentes, la noche del 12 de marzo en el Foro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

Dramaturgia de la autoría de Halima Kherroubi, El traje de lino blancoaborda la historia de una pareja de adultos mayores que convive entre sí pero que no ven la vida de la misma manera: ella gusta de evocar los recuerdos, tener presente su pasado; él quiere vivir sin remembranzas, sólo pensar en un futuro en paz.

Sentados a la mesa, ambos dialogan y descalifican a su interlocutor: “así no sucedió”, “ya estás inventando”, “te voy a llevar al doctor”, expresan, de manera recurrente los personajes interpretados por los actores Jorge Rojo Arregui y Guadalupe Martínez, esta última a cargo también de la dirección.

La historia inicia con los recuerdos de la mujer y un enamorado a quien alguna vez regaló un traje de lino blanco y a quien asegura haber visto una tarde y recorrer juntos el jardín; su marido, quien en un principio parece interesado en el relato, comienza a desesperarse y abruptamente le recuerda que la persona de la que habla murió, es más, asegura, nunca existió.

La mujer expresa sus sentimientos amorosos hacia el amigo con el traje, de quien dice disfrutar su compañía, por lo que prefiere quedarse en casa recordándolo en lugar de salir a cenar con su marido, ya que la monotonía los llevará al mismo lugar, en el que comerán la misma sopa insípida, que se hace más fría por los largos silencios entre ambos.

En la puesta, de 30 minutos de duración, la pareja recuerda el viaje a una isla, pero no coinciden en los detalles, son distintos, siempre opuestos. “Estoy cansado de discutir, nunca estamos de acuerdo, vives en tu fantasía”, expresa el hombre molesto.

Él dice aceptar la realidad, pero rechaza recordar, asegura que la vida debe ser una ruta cómoda, sin grandes lujos disfrutada en paz, mientras que para ella el olvidar no es vivir, sino es morir en vida.

La segunda obra Bajo tierra, de Ramiro Cuevas Huesca, acerca a los espectadores al mundo de la naturaleza, a través de personajes como Tona y Eva quienes tienen la habilidad de escuchar y hablar con los árboles y reconocer a las hierbas por su aroma.

La puesta, que cuenta con un narrador, está ambientada por tambores, bambúes y onomatopeyas que hacen más profunda la relación de Eva con la tierra, a quien aprendió a santificar gracias a su abuela; Tona, un muchacho que aprendió a hablar con los árboles, acostumbra a adentrarse por largas temporadas a un pozo para mantener el equilibrio con la tierra.

Ante las largas ausencias de Tona, Eva le implora que no se vaya porque ambos disfrutan de la naturaleza, de los sonidos de la cuenca. “Si nuestra piel respira mejor, nuestro espíritu también; tierra es mi cuerpo, agua mi sangre, aire mi aliento, y fuego mi espíritu”.

La puesta narra cómo ambos personajes se entrelazan y la manera en la que Tona fue elegido por la naturaleza para escuchar y sentir a los árboles. “Cuando tocas un árbol, no sólo tocas una parte, sino todo su ser”, situación que le genera un conflicto interno al tener que dejar al ser amado por su vínculo con la naturaleza.

Bajo tierra, además de mostrar un diálogo con la naturaleza, aborda los retos de la pareja, y cómo en algunas ocasiones se necesita sacrificar una vida ordinaria y desprenderse de todo, en pro de la humanidad.

“Te entierro para enraizar al hombre a este mundo, donde las aves mueren y los hombres caminan sin querer tocar a la tierra, tú que conoces sus más silentes gritos, vincula al hombre con su origen, que de la tierra emane todo lo que han olvidado”.

Coordinado por Gabriela Ynclán y María Antonia Valle, el Ciclo de Teatro en Atril. Letras Emergentes ofrecerá su última función en el Foro de las Artes del Cenart el miércoles 19 de marzo con la presentación de la obra Ella, de Lorena Fermoso, dirigida por Jorge Valdivia; yAdentro/Esperando la siesta, de Ludmila Bollati. Entrada libre.

Fuente: www.conaculta.gob.mx
(Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Conaculta)

Noticias

Dirección de noticias de MX-DF.net

More Posts - Website - Twitter - Facebook

Déjanos un comentario